domingo, 24 de diciembre de 2023

Yo (no) voy a mentirte

Yo (no) voy a mentirte. Lo digo desde el inicio para ser claro y que si en algún momento del camino tú o yo lo olvidamos, no queden dudas de que en verdad lo dije. Ya lo sabes, yo (no) voy a mentirte.
    Diré muchas cosas, alguna serán ciertas, otras quizá no lo sean. Habrá también media-palabras, cuestiones que no serán ni verdad ni mentira, pero necesarias para sostener otras cosas que diré después, o que tal vez habré dicho antes, y en las que también creeremos. Porque esa es otra parte del problema, yo (no) voy a mentirte, tú vas a creerme y ambos fingiremos que no hay nada de malo en ello. Una obra de arte construida a base de palabras que forman un entramado con una única mentira volverá mentira todas las demás, incluso aquellas que nunca lo fueron, las que no podían serlo. Todo se contaminará, todo se echará a perder, todo se corromperá. Eso es lo que me caracteriza, lo sé muy bien, no puedo dejar de hacerlo ni puedo detenerme.
    No lo dudes, yo (no) voy mentirte incluso cuando (no) quiera hacerlo, y como tú memoria es mejor que la mía, como tu recuerdo de mis palabras será total, verás las incongruencias, verás el error, verás las mentiras. Es posible que al principio (no) quieras creer que son mentiras, pero lo son. Porque ya te lo dije, yo (no) voy a mentirte casi tantas veces como las que diré la verdad. Todo con la idea de que así no genero dolor, pero el dolor se volverá más grande, innegable, imposible de disimular.
    De poder, de querer evitarlo no lo haría. (No) Te mentiría de todas formas, porque es parte de mí, de mi historia, es mi historia, es mi ser. El equilibrio, el balance entre ambas mitades, la verdad y la mentira, me tiene sin cuidado. (No) Miento, y algunas veces (no) me divierto con eso, otras (no) las disfruto tanto, e incluso otras (no) lo aborrezco. Pero las mentiras siguen conmigo.
    Hace tiempo intenté eliminar la mentira de mi vida, me propuse no volver a faltar a la verdad. Todo fue peor. El mundo se volvió hostil, gris, frío como el peor invierno que nunca viviera y ni siquiera era otoño. Imagina un fracaso semejante que desde entonces no volví a proponerme nada similar, nada tan ridículo, tan estúpido y carente de sentido. Al contrario, me hundí más en la mentira, perfeccioné mi falsa sonrisa, esta que aquí te muestro, para que fuera algo más que una simple mueca, volviéndola real para quien la viera y decidiera creer en ella incluso sabiendo que (no) miento, que siempre lo hago. Cuidé mejor mis palabras para que encubrieran con un barniz de verdad la mentira construida sobre otra mentira o alguna mínima verdad, lo mismo daba, la cuestión era ser el único que supiera que lo que decía (no) era una mentira.
    Me propuse lograr que todos creyeran que la mentira era la verdad, porque es mucho más fácil lograr que todos crean que una mentira es una verdad a que una verdad es una mentira. La fuerza de la verdad radica en que creamos en ella, pero en cuanto dejamos de creer se vuelve una mentira. Lo sé, lo puse a prueba varias veces.
    Por eso es que prefiero decirlo desde el comienzo, para que luego no haya sorpresas: (no) voy a mentirte. Y sabes que será para mejor. Para que veas lo sencillo que me resulta, comenzaré ahora mismo.
    ―Hola, ¿cómo estás? Perdón la tardanza, tuve un problema con el auto ―dije cuando me acerqué a tu mesa.

28 comentarios:

José A. García dijo...

Una frase de autor incierto dice que “Roma traditoribus non praemiat”, Roma no paga traidores. En una variante de la misma tenemos la más cercana a nosotros (al menos en Argentina): “El que avisa no traiciona”. Si sabían lo que podía pasar, no se quejen cuando pase.

Saludos,
J.

carlos perrotti dijo...

Voy no a creerte sino a fingir que así sea... lo cual vamos a convenir será verdad a su manera.
Abrazo!!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El avisa noo traiciona. Soy un detractor de la frases hechas. Pero esta es actual. Sobre hay aplausos ante ese aviso.

Curioso lo que argumenta el personaje. El intento de ejercitar lo llevo a la mentira, además, en una forma burda, siendo una experiencia desagradable.
Entonces plantea que asumir que miente, con cierta regularidad, para que haya algo de verdad.
Eso del auto podría pasar. Es verosímil.

Felices fiestas, colega demiurgo.
Saludos.

Beauséant dijo...

Yo no voy a mentirte, es lo primero que te dicen cuando van a mentirte ;)

No me importan las mentiras, mientras sean bonitas y estén bien construidas, ¿qué importa la verdad?, en el fondo nunca sabemos que hacer con ella cuando nos la dan.

Carlos augusto pereyra martinez dijo...

Un perfecto oxímoron. Un abrazo . Carlos

Alfred dijo...

"Quién avisa no es traidor"
Es la frase que se utilizs por aquí. ;)

¡Felices Navidades!

Guillermo Castillo dijo...

El asunto es que ni cree ni es creído.
Saludos.

Fackel dijo...

Me ha parecido un texto helicoidal y con esa forma geométrica lo he leíco.

Citu dijo...

Mentir es fácil a veces nos engañamos a nosotros mismos. Te deseo una feliz navidad para ti y tu familia. Te mando un beso.

Anónimo dijo...

Mentira o verdad, si nos pusiéramos a pensar qué tantas mentiras salen de nuestra voz y qué tantas escuchamos, sería un caos.
"Mientras tú crees que me mientes yo finjo que te creo".

¡Felices fiestas, J.!
Maia

-A media cena detuve para leerte-

Nuria de Espinosa dijo...

Bueno, quién avisa no es traidor. Un abrazo y feliz Navidad

Gabiliante dijo...

Me parece que el texto, aunque no pierde ni un ápice de verdad para el resto, está dedicado a los argentinos, así que por qui perdemos matices.
En el trozo dialogado el "hola" seguro que es verdad, el " ¿ como edtas?" es dudoso, el perdón ya es 75% mentira, y luego...
Siempre me ha sorprendido gente que te miente, aunque tu reacción no tenga ninguna relevancia más allá de que lo crea o no, que no se espera que yo haga algo tras obtener esa información.
Feliz Navidad Solsticio y Saturnalia.
abrazooo

Ernesto. dijo...

“Solo podemos saber dónde no quisiéramos estar, pero dónde estaremos realmente llegado ese momento nadie lo sabe.” Comenta J. A. García.

O tal vez sí. Y es todo muy simple.

Enseñanza de la Sabiduría perenne:

¡Cuando la gota (José A. García) desaparece, aparece el Océano! (Que siempre Es)

Saludo.

gla. dijo...

Hay un límite muy fino entre la verdad y la mentira
A veces no se nota la diferencia
"Miénteme...que me gusta"
Ese otro es otro punto de vista
Sin embargo no estaría bueno mentir en los sentimientos
Ni para vos
Ni para mí
Abrazos

Jose Casagrande dijo...

Creo que entonces es bueno ser algo ambiguo, vivir en un mundo en donde la gente no pueda juzgar si uno estuvo en la verdad o en lo falso. Hay que ser algo gris. Asi se sufre menos.

Erik dijo...

Yo es que me lo creo todo. Uno es así de tonto o lo que sea.

Pero como dicen por aquí.

"Sarna con gusto... no pica"

Salud y vamos a cruzar los dedos.

Un abrazo 'J'

lunaroja dijo...

Ah bueno, laboriosa tarea que le espera al que (no) miente , tanto para el que (no) se lo cree... Un puzzle interesante.
Un saludo!

JLO dijo...

Está muy bueno para confundir y así poder decir lo que se quiera ja. Buen texto, saludos y felices fiestas master!!

Cabrónidas dijo...

Al ser humano no podemos enseñarle a mentir. Ya nace sabiendo, y lo hace de maravilla.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Ya sea un futuro utópico o distópico: esto parece (se me imagina) el debate en los recovecos mentales entre dos IAs que interactúan. No sé, me dio esa vibra. Me gusta, tiene peso y una carga moral ambigua que lo hace interesante y algo tenso.
Va un abrazo.

volarela dijo...

Mentiría si te dijera que no me ha gustado... Y ya miento demasiado.
Hay puntos muy interesantes: la verdad se vuelve mentira cuando no se cree en ella. O ese edificio de corazón mentiroso que hace que hasta las verdades superpuestas se hagan mentira. El paréntesis también me ha gustado. :)
Un saludo

lanochedemedianoche dijo...

La mentira tiene patas cortas, siempre le gana la verdad. Feliz Navidad.
Abrazo

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Absolutamente cierto... y si, cuantas veces nos creemos las mentiras, especialmente cuando es más dulce así

Paz y un maravilloso año 2024

Isaac

ODRY dijo...

Como de costumbre, me dejas pensado, pensando en todas las veces que mentí, por no hacer daño y en aquellas ocasiones en las que me vi envuelta en la polémica por decir la verdad.
Un saludo y feliz año.

Laura dijo...

Pues a mí me ha quedado claro que hay personas que no quieren escuchar toda la verdad. Ser sincera y ser directa no me ha dado buen resultado. Besos.

Recomenzar dijo...

si esta muy gordo
no se lo digo
pero no miento
no vale la pena~
Tampoco me miento a mí misma
En resumen:
odio la mentira
es de la gente insegura los que mienten
Los que somos seguros
no mentimos en nada
ser frontal valiente aunque el mundo joda y mienta saludos
Mucha

Frodo dijo...

Uno de los grandes poetas en argentina le puso letra a un himno:

Un viaje de negocios
reuniones de trabajo
problemas con el auto
rebusques del pirata

Abrazos, herr.

Cecy dijo...

He llegado hasta aquí desde el blog de Frodo!!
Y no es mentira.
Pero es cierto que (no) te mentiré, te digo (escribo) que me ha gustado leerte, y en verdad que por ello, te dejo mi presencia, y, me he estacionado en este post.

Saludos,