Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

sábado, 13 de abril de 2019

El roce de tus manos es más que suficiente

Sensualidad es mi segundo nombre. 
   Pronto conocerás el primero. 
   Deja que mis manos te guíen hasta que aprendas la forma adecuada, los lugares convenientes, los momentos ideales, en los cuales acariciarme hasta el éxtasis y más allá. Si, hay un más allá del éxtasis; si tenemos suerte también lo conocerás. 
   (Primero debes tocar por aquí, ¿lo ves?) 
   Son hermosas, tus manos, ¿lo sabías? Fueron ellas lo que más me atrajo de ti. Todo lo demás llegó después. Tus manos me indicaron que debía conquistarte, hacer todo lo posible para que te fijaras en mí acercándome poco a poco hasta lograr ese contacto tan deseado, tan anhelado y ansiado hasta el límite de que el sólo pensar en ello era suficiente para erizarme la piel. 
   (Luego sigues un poco más hacia abajo… No, no tanto. Así…) 
   Podía sentir las chispas de electricidad que desprenderían el primero contacto de tu piel y mi piel mucho antes de que finalmente se produjera. Estaba en tensión constante pensando en ese instante; lo notaba. 
   (Usa la yema de tus dedos, frótame…) 
   Acariciar cada uno de tus dedos era el sueño que me invitaba a despertar cada día para continuar acercándome, para provocar el encuentro y lograr la cercanía. Tus palabras nunca decían que no, pero tampoco eran una confirmación a ninguna de mis propuestas, mis invitaciones y mis lances. 
   (Aprendes rápido, me encanta que sea así. No es necesario que grites, ya lo haré yo…) 
   Sabía que ese algo que se interponía entre nosotros podía solucionarse rápida y definitivamente. No podía permitirme el perder unas manos tan bellas y sin igual como las que recorren ahora mi cuerpo. 
   (Que ya dejes de gritar, concéntrate en seguir jugando con tus dedos por allí, como ahora mismo haces…) 
   Es cierto, no era la primera vez que intentaba algo semejante. Tengo bastante práctica, como notarás. Aunque, para qué mentir, tampoco pareces desconocer las artes de las caricias. Puedo ver como te sonrojas en medio del desastre que estamos haciendo. 
   (Lograrás que alguien venga a ver lo que ocurre. Verán la sangre y será un escándalo otra vez. ¿Por qué tienes que gritar?) 
   Sigue, no te atrevas a detenerte… Sigue, no pares… Ya casi llegamos… 
   (Ni que duela tanto, vamos… Ya te dije, no es la primera vez que hago algo semejante. Nunca improviso. Por eso tus bebidas tenían tantos analgésicos y antibióticos como para evitar cualquier infección por los cortes) 
   Detesto que me interrumpan cuando me encuentro tan cerca del éxtasis. Podrían esperar unos minutos pero, esto también lo sé, son capaces de tirar la puerta debajo de tanta insistencia. 
   Si he de felicitarte por algo es porque tus gritos, de angustia y de dolor, han hecho venir a la policía. 
   Pero no te preocupes, no es mi primera vez.

Evidencia 956:

20 comentarios:

José A. García dijo...

Imposible refrenar ciertos deseos, dicen...

Saludos,

J.

Cayetano dijo...

Tomaré mis precauciones la próxima vez que la fisioterapeuta me de un masaje en la espalda. Creo que esconderé una pistola en el bolsillo del pantalón por si acaso.
Saludos.

Frodo dijo...

Y me agarrás justo leyendo a King. Todo el texto entre paréntesis es clarificador, pero esconde a la vez algo oscuro.
Bien llevado el relato. Insisto: J. ud. es diabólico

Abrazo!

Frodo dijo...

Ah, no se si es coincidencia, pero el nro. de la evidencia es igual que el nro. de vuelo de la canción del Indio Solari... que dicen que fue el primer vuelo Bs As - N.Y. luego del episodio de Las Torres Gemelas.

lunaroja dijo...

Madre mía! Es brutal, realmente imponente.
El giro final realmente es "un corte" un tajo al más puro estilo criminal,limpio e inesperado.
Me ha gustado muchísimo.
Es más, me encanta leer tus relatos!
Un saludo.

José A. García dijo...

Cayetano: Hombre precavido siempre vale por dos.

Frodo: No sabía que el título de esa canción del Indio hacía referencia a ese hecho. Todos los días se aprende algo nuevo. En este caso es una referencia al número de entrada del blog. Gracias por lo "diabólico".

Luna Roja: Gracias. Algunas veces cuesta más que otra darle un final interesante a ciertas historias.

Nos leemos,

J.

Guillermo Castillo dijo...

Sutilmente perverso. Capaz de llevar al clímax del dolor por cada corte hacia el oscuro abismo de la inconsciencia.
Bueno, muy bueno, José.

RECOMENZAR dijo...

Me gusta cuando te toca de repente y tu voz no me alcanza aunque dices locuras y mi aliento se funde como una serpiente, en busca de un romance de buena calentura, que nace y renace en tiempos de pintura

RECOMENZAR dijo...

Me gusta Guillermo Castillo.Habla casi como vos

mariarosa dijo...


Wwwaawww .... alguien por ahí hablo de S. King, yo te cuento que parece un texto de él. El principio simulaba algo erótico y me dije: vamos bien, pero a mitad del cuento te salio el escritor perverso, malvado y te quedó muy bien.

mariarosa

AlmaBaires dijo...

Espectacular sin más... me he quedado muda ante ese final.
Un gran relato.

Un beso.

lanochedemedianoche dijo...

Cuando el ser sale a matar la felicidad, se llega a este momento tremendo.
Felices Pascuas.
Abrazo

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Que buen relato Jose, consigues elevar la tensión según se avanza en la lectura y el final es brutal.
Empiezas y durante un buen rato el erotismo está presente, se puede apreciar con detalle todo el proceso de esa mano que discurre por la piel, y para al final uff, que final...inimaginable.
Un pequeño apunte en el texto, creo que te comiste una " S " en la palabra" contante" supongo que te refieres a" constante ". Espero que no te moleste esta apreciación.
Un saludo
Puri

Doctor Krapp dijo...

Sensualidad es un bonito nombre, sadismo no tanto y es palabra sobrevalorada en determinados contextos eróticos.

Dyhego dijo...

Un poco tétrico ¿no?
Siento decir que la foto no me ha gustado nada.
Salu2.

taty dijo...

No sé qué es más retorcido, escribir la cosa o adivinar lo que se avecina :D Fabuloso texto dentro de su género. Abrazos.

José A. García dijo...

Guillermo: Gracias por tus palabras, algunas veces es necesario jugar un poco con las historias que creamos para ver qué puede salir de ello.

Recomenzar: No creo que hubiera sido capaz de escribir nada semejante, pero esa es la idea.

María Rosa: Hacer siempre lo mismo se vuelve aburrido.

Alma Baires: Gracias por tus palabras.

La Noche de Medianoche: Matar la felicidad, la ilusión, la esperanza. Todo puede morir con la palabra adecuada. Y es lamentable que así sea.

Dulcinea: Puede ser que se me haya escapado un error, voy a revisarlo. Gracias por tus palabras y por tu visita.

Doctor Krapp: Además, sadismo se puso de moda con esa serie de libros de mala calidad que también se volvieron pésimas películas…

Dyhego: Tétrico es la palabra adecuada, sin dudas.

Taty: Si pudiste adivinar el final a partir de ese comienzo estás mucho peor que yo, sin lugar a dudas.

Gracias por sus visitas, lecturas y comentarios.

Nos leemos!

J.

la MaLquEridA dijo...

Mira tú, yo imaginando otra cosa


Buen texto.


Saluditos.

María Dorada dijo...

La verdad es que me ha impresionado tu relato, ir sintiendo la caricia con las palabras que relatas tan maravillosamente hasta llegar a ese extremo tan brutal.

Mi aplauso y admiracion.

Besos.

Ulisses de Carvalho dijo...

Com um final especialmente surpreendente, brutal. Escreves bem, com originalidade. Um abraço.