Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

sábado, 16 de diciembre de 2017

Sueños Breves # 25

Una vez más soñaba con mi padre (esa figura extraña, cuasi mitológica, que forma parte del recuerdo del recuerdo pero no de la vida misma, al menos en mi caso se entiende). Hablaba con mis palabras, con mi voz y mis gestos; ignoraba los suyos, los que le habían pertenecido o los que adquiriera a lo largo de su vida. Tampoco me resultaba extraño que luciera como en las fotos de antaño.
            Hablaba él más que yo, apenas me limitaba a asentir en algunos momentos y a dar muestras de que comprendía lo que me decía.
            No puedo mostrarte lo que hay después de la muerte —decía—, la mía o la de cualquier otra persona, porque es tu propia mente quien lo desconoce.
            —Claro —respondí.
            —Estamos dentro de tu sueño, por lo que sólo podemos ver, hablar y sentir, aquellos que hayas experimentado en la vigilia.
            —Odio esto —dije.
            —¿Qué cosa? —me preguntó con un dejo de sorpresa en la voz.
            —Ser incapaz de dejar de racionalizarlo todo siquiera mientras duermo.
          —Tal vez sea hora de dejar de interpretar los sueños y disfrutarlos simplemente por lo que son: sueños —dijo mi padre.
            —Es lo que yo mismo me respondería —dije.

13 comentarios:

José A. García dijo...

Al menos sonaban como mis palabras.

Otra cosa: Entrada 900 de Proyecto Azúcar!!!

Nos leemos!

J.

unjubilado dijo...

¡Qué casualidad! Esta noche, he soñado con familiares y amigos que ya no están en este mundo, he tenido momentos agradables, sin embargo en otros me he despertado asustado, y agradeciendo ver que todo había sido un sueño.
Saludos

Geraldine, dijo...

Puede que en los sueños nos mantengamos vivos por siempre...

Maria Rosa dijo...

Es que con el paso de los años nos vamos pareciendo a nuestros padres, no solo en lo físico.

mariarosa

TORO SALVAJE dijo...

El relato es magnífico.
Tiene un punto inquietante que mantiene en vilo hasta el final.
Te felicito.

Saludos.

Frodo dijo...

Muy bueno J., es el mejor de esta última tanda que tiraste.

Abrazo!

RECOMENZAR dijo...

Me gusta tu texto
me veo en el
Sonrío
felices dias
y mas felices noches....
abrazos

Maria Rosa dijo...


Hola José: ¡¡FELICES FIESTAS EN PAZ Y ARMONÍA!!

mariarosa

ოᕱᏒᎥꂅ dijo...

parece fácil decirlo, las palabras no suelen ser siempre ciertas, verdad?
un beso

RECOMENZAR dijo...

Lo mejor para vos en este nuevo año
abrazo

BEATRIZ dijo...

Que sueño tan sabio! quisiera poder soñar asì.

feliz recomenzar el ciclo del calendario, lo mejor para el 2018

lunaroja dijo...

Qué buen texto!
Me siento reflejada, identificada con este tipo de sueños. El mundo onírico es un diario vital al que deberíamos hacerle mucho caso.
Un saludo!

Enca Gálvez dijo...

A veces nuestro sueños son tan reales que al despertar dudamos si aún seguimos soñando...En este año que acaba de comenzar, te deseo muchos y bellos sueños realizables.
Un abrazo