Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 12 de noviembre de 2017

Sueños breves #01

Me encontraba en el interior de un avión (nunca he viajado en una). Todos los pasajeros iban de pie, no había asientos, ni ningún otro tipo de comodidad; se parecía más a una habitación de la que habían quitado todo mobiliario que otra cosa. Había poca luz, las ventanas eran pequeñas y escasas y, para peor, estábamos apretados los unos contra los otros. El suelo era negro, de un material que me resultaba raro pero conocido.
            La gente susurraba y murmuraba cosas, no se les entendía, como si hablaran en otro idioma, o no quisieran ser comprendidos por los demás hablando con códigos sólo por ellos conocidos. El aire se notaba pesado y caluroso.
            El suelo comenzó a deslizarse, a moverse hacia atrás, de manera imprevista, provocando que varias personas cayeran y fueran pisoteadas por el resto. En mi caso me mantuve de pie porque reaccioné con celeridad y comencé a seguir el ritmo del suelo que no dejaba de desplazarse.
            —¿Qué es esto? ¿Qué pasa? —pregunté sin dejar de correr aumentando más y más la velocidad.
            —El avión va a despegar, corremos para darle impulso —respondió una voz de actor de doblaje mexicano a mi espalda, era la voz de varios personajes de dibujos animados de mi infancia que me tranquilizó serenando mi incertidumbre.
            —Esto no se parece en nada a los aviones de las películas —dije.
            Las risas inundaron ese espacio vacío y, al mismo tiempo asfixiante.
            —Nada es como lo muestran las películas —susurró la misma voz de antes más cerca de mi oído.

3 comentarios:

José A. García dijo...

Nunca nada es lo que parecer ser.

Nunca.

Saludos,

J.

la MaLquEridA dijo...

Este relato me hizo un hueco en la panza. Brrrr



Abrazo José (este es el mejor relato).

Frodo dijo...

Este sueño breve también es muy bueno.
Creo que me voy a abonar al servicio de "Sueños Breves".

Abrazo!