Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 18 de diciembre de 2016

La clásica teoría de la evolución de la sociedad

El miedo es el mayor motor de la vida.
El miedo a la oscuridad nos dio el fuego. El miedo al frío nos proporcionó abrigos. El miedo a la soledad nos amontonó en ciudades. El miedo al hambre creó las conservadoras y los alimentos en conserva. El miedo al aburrimiento creó la literatura, la música, el cine y la televisión. El miedo a nosotros mismos nos aisló los unos de los otros. El miedo al otro creó las armas de cualquier tipo. El miedo, aún cuando nos desvivamos negándolo.
Miedo a la vida, y a la muerte, inventaron paraísos, edenes, valhalas, tierras sin mal, olimpos, limbos, infiernos, tierras de muertos, hels, tártaros, e imaginarios sitios similares.
Miedo a la eternidad que acontecerá después de la vida, inventó preguntas para distraernos con sus respuestas (o la falta de ellas). ¿Cómo será lo que se encuentra del otro lado de la vida? ¿Qué será? ¿Será? ¿Habrá algo? ¿Qué? ¿Quién?
El miedo siempre primero, luego una reacción desmedida.
¿La rama de un árbol se mueve cuando no hay viento? Incendiemos el bosque, tan solo por si acaso.
¿Ese hombre me ha mirado de manera extraña? Asesinémoslo a él y a toda su descendencia.
            ¿Las fronteras imaginarias de países inventados no se respetan? Invadamos y destruyamos todo lo que hace diferente a ellos de nosotros.
            ¿El color de piel de ese pueblo es diferente al nuestro? Esclavicémoslo, destruyamos sus hogares y masacremos sus animales antes que ellos lo hagan con nosotros.
            ¿El cielo es muy oscuro por las noches? Coloquemos luces en cada rincón de la ciudad, de la casa, de las rutas, en todos los lugares en donde nos encontremos, para que la soledad del inmenso universo no nos haga sentirnos tan pequeños.
            ¿Mis convicciones políticas flaquean cuando alguien más las critica? No dejemos que nadie que piense diferente opine al respecto, neguemos la posibilidad de expresar las diferencias, de pensar de otro modo o volvámonos sordos selectivos.
            La importante, en cualquier caso, es convencerse de que cualquier cosa que se haga, no es por miedo, sino con el fin único de mejorar a la sociedad, de vivir con tranquilidad, vivir mejor, más lejos de aquello (o aquello) que nos genera temor. Más aislados y, en definitiva, más dominados.
            Y así seremos, después de todo, felices (o algo muy similar a ese sentimiento).
            Al menos, así quieren venderlo.

17 comentarios:

José A. García dijo...

Ya lo saben, si conocen algún otro miedo-motor social y su reacción, pueden comentarlo.

Nos leemos,

J.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Y hay quienes, aun bajo el influjo de se miedo, quiere aprovecharse de eso, vendiendo a los demás.
Bien planteado.

Maria Rosa dijo...


Un muy buen texto. Planteado y pensado a fondo. TE FELICITO.
Cuántos miedos tenemos y no nos damos cuenta.

mariarosa

Torcuato dijo...

El miedo es el contrario al amor.
No el odio.
Un abrazo, José

Dyhego dijo...

Es verdad, el miedo nos hace estar alertas, nos agudiza el ingenio y eso nos da vida.

Juana la Loca dijo...

a mi me han dañado tanto el corazón, que no creo q vuelva a amar.... el miedo al dolor!
besos

gla. dijo...

El miedo...muy bueno...me ha gustado tanto que me puse a pensar en mis miedos...mis aterradores fantasmas que restan en mi vida...infinitos
Un abrazo

Ame dijo...

Oh, no sé si se ha ido por buen camino mi comentario :(

Nosu dijo...

Y eso que siemprenos han contado que quienn mueve el mundo, es el amor....

RECOMENZAR dijo...

Tengo pocos miedos y los que tengo son chiquitos.................... :)
Me ha fascinado tu texto escritor
feliz diciembre

Frodo dijo...

Miedo a leer la verdad, aislado, en un blog que habla acerca del miedo que nos domina.

Abrazo!

taty dijo...

Miedo a que no nos quieran. Vamos a gastarnos el sueldo en el centro comercial. Es diciembre, no?

Abrazos.

censurasigloXXI dijo...

Cuando observo a alguien actuar de bueno por la vida por miedo al castigo divino, me causa realmente pavor. Pongo pies en polvorosa, amigo.

Te deseo un año lleeeeeeno de ventura. MUAC.

Celia Segui dijo...

Feliz 2017!!!
Un fuerte abrazo.

Francisco González Tejera dijo...

Miedo de vivir libres, miedo a destruir las cadenas. Magnífico post!

estela garcia dijo...

Miedo a todo así vivimos

thor dijo...

El miedo es esa cosa que nos hace ir para adelante, aunque en esa dirección puede estar pasando algo peor de lo que estamos corriendo