Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 27 de noviembre de 2016

Interrupción

Llegaba tarde al trabajo, otra vez, la tercera vez en las últimas dos semanas, sabiendo muy bien lo que eso significaba; por lo que intenté cruzar corriendo la avenida para legar al ómnibus que debía tomar, pero el semáforo me detuvo. El semáforo y la cantidad de gente que se amontaba a mí alrededor.
            El cómo llegó el folleto a mi manos resulta difícil de recordar. Sólo sé mientras cruzaba finalmente hacia la acera contraria lo descubrí en mi mano.
            Pensé en tirarlo de inmediato, pero sin ningún cesto de residuo a la vista le di una segunda mirada. Tenía demasiado texto para ser una simple publicidad. Tal vez hubiera algo más.
            La caligrafía no era muy buena, tampoco la copia al carbónico, pero a pesar de tales dificultades, algo de tanto palabrerío podría comprenderse. Decía más o menos así:

El universo es sencillo, la vida te complicas tú por ti mismo. Pensarás que esto se trata de un ataque a tus convicciones, a tu forma de hacer las cosas, a tus sentimientos. Pero no lo es. Únicamente pido que te detengas y lo pienses unos instantes. Si es que quieres hacerlo (aunque deberías).
            El universo es sencillo, sólo posee cuatro fuerzas que lo gobiernan, que lo conducen, que organizan su existir; cuatro fuerzas y sus combinaciones, que tampoco son tantas. Piensa en qué es lo que controla tu vida. La respuesta no será que tú la controlas; eso se trata de una mera apariencia, una fantasía, que se nos obliga a creer y que, de no ser así, de todos modos aceptaríamos gustosamente.
            Eres tú quien se complica la vida al tener en cuenta una infinidad de factores extra, más allá de los fundamentales para sobrevivir; así como una miríada de cuestionamientos hacia ti mismo. Situación que, como no podría ser de otro modo, socavan cualquier verdadera convicción. Ante tal situación los problemas, reales e imaginarios, nunca acaban de surgir; comienzas a solucionar uno que ya ha surgido otro para ocupar su lugar. Seguro lo has notado.
            Sonará fatalista, pero lo aceptamos sin preguntarnos y, aún haciéndolo, dejamos que suceda, que el tiempo transcurra, que la vida se consuma sin percatarnos de que es tarde hasta que, efectivamente, lo es. Esperamos a que todo acontezca de un modo determinado, pero nada hacemos para que así sea; el esfuerzo siempre aparenta ser demasiado.
            Tu vida es gobernada por otros; al igual que la mía, la de él o la de ella, atadas a los designios de otros. Con cadenas que nosotros mismos hemos ayudado a construir; cadenas que en contadas ocasiones resultan visibles, porque la mayoría de ellas no son reales, sino que son, apenas, ficción.
            ¿Cómo se lucha contra la ficción sino es con más ficción?
¿Cómo se cambia la realidad sino desde la misma realidad?
            El universo jamás dejará de ser sencillo, en lo más profundo de su razón se encuentra el ser de ese modo. Tal vez algún día, en el futuro cercano, o uno no muy lejano, podamos decir lo mismo de cada uno de nosotros.
            Si lo logras, si eres capaz de volverte tan sencillo como el universo mismo, enséñale a todos los demás, a nosotros, a ella, y a él, cómo hacerlo.
            Por favor, así lo espero.
  
Perdí otros dos ómnibus descifrando la letra.
            Ya era demasiado tarde. Tampoco valía mucho la pena correr.
            Sin embargo, acabé llegando a la oficina. ¿Qué más podía hacer?

16 comentarios:

José A. García dijo...

Algunas cadenas son demasiado fuertes como para comenzar a pensar en, siquiera, su existencia.

Saludos,

J.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No estoy de acuerdo con el papel dificil de descifrar. El universo es increiblemente complejo.
Y no es lo que se dice una revelación.
Bien escrito.

la MaLquEridA dijo...

¿Por qué vivir sencillo si nos lo podemos complicar? Naturaleza humana.


Un abrazo

Maria Rosa dijo...



Somos complicados los humanos, hasta con lo sencillo. El Universo es una maravilla y de simple no tiene nada, lo que podría ser más simple es nuestra vida. Nos enojamos por pavadas, nos mortificamos con ofensas que sólo muestran la poca calidad del que las hace y sigue la lista... Me gustó la entrada de hoy, es para seguir meditándola.

mariarosa

RECOMENZAR dijo...

Las preguntas que nos hacemos magnífico texto lleno de emociones de alguien que pelea por la vida que tenemos
abrazos

Fanny Sinrima dijo...

Esa es la filosofía que debería primar en nuestra vida y me parece necesario que surjan voces que lo proclamen, como tú lo haces en esta entrada.
No obstante mi acuerdo contigo, reconocerás que también hay situaciones ajenas a uno mismo que nos complican la vida y en ese caso, lo importante es saber gestionar las dificultades con optimismo y confianza en uno mismo.

Un abrazo.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, J:
Enhorabuena por tu relato. Al igual que tu personaje lo he leído con atención y de manera pausada, mi caligrafía es mala cuando se acelera y quería tomar buena nota de ciertas impresiones lectoras que sólo se tienen en una primera impresión.
Como individuos, creemos en el encanto de lo sencillo: situamos nuestras vivencias más satisfactorias en la inocencia de la niñez, y nos pasamos el resto de la vida queriendo recuperarla, incluso intentamos comprar esa sencillez tras haberla sacrificado en el altar del reconocimiento social, pero lo que compramos son objetos, no inocencia.
Como socializados, muchos despreciamos en público lo sencillo y nos abandonamos en vidas complicadas.
Actos naturales y sencillos, como la lectura de tu relato, bastan para recordarnos que tanto en la realidad como en el Deseo no somos nada si no somos sencillamente nosotros.
Un abrazo, J.

Lucas Fulgi dijo...

¿Y quién dijo que hay un solo universo, además? Sí, puede ser más complicado todavía.

gla. dijo...

Yo...no se mucho del universo...se que soy y que estoy...siento que extraño ese cielo...eso si lo se
Abrazos

Dyhego dijo...

¿Con 4 reglas se domina el universo? Voy a estudiármelas ahora mismo.
Salu2.
:)

Frodo dijo...

Buen texto.
Quien pudiera tenerla tan clara como para poder romper esas cadenas. Tal vez el Universo que conocemos es apenas un eslabon.
Me inquieta que se hable de los "demás y nosotros "y después de "ella y él"

Abrazo

RECOMENZAR dijo...

me da libertad tu texto de volar sin caerme en el universo

Torcuato dijo...

Vida complicada, vida sencilla..Vida en todo caso.
Buen tema para filosofar.
Un abrazo, Jose

serafin p g dijo...

Por eso me gusta agarrar los volantes que dan en la calle, algún día la suerte estará de mi lado y el mensaje revelador llegará! ... a ver que dice este, que me he ganado una beca! pero que bueno!!!, ya mismo voy a buscarla!!... bueno, me tengo que ir José, la beca me espera!
saludos

Juana la Loca dijo...

se puede hacer algo más? quizá solo dejarse llevar
besos

taty dijo...

Poco tiempo para encontrar las cadenas, y menos tiempo todavía para romperlas.

Abrazos.