Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

jueves, 26 de marzo de 2015

Es sentido común

Fue un desastre. Al menos así lo presentaron. La categoría de jóvenes que ese año cumpliría los 18 años, edad de la plenitud, edad de los guerreros, no se había presentado a recibir instrucción militar. Decían que eso era perder el tiempo entre armas obsoletas y conflictos de antigua data que para ellos nada significaban.
            Cundió el pánico entre las elites de ancianos gobernantes que vieron sus negociados internaciones peligrar y sus fronteras desprotegidas. Si la sangre joven y viril no pretendía ir a las guerras que ellos organizaban, ¿qué sucedería? ¿Cómo reaccionarían los enemigos tan reales como imaginarios?
            La noticia se filtró. El ejército carecía de nuevos cadetes y recurría a los reservistas para cubrir el cupo.
Los más jóvenes, por supuesto, se plegaron a lo proclamado por la nueva camada. Nosotros no iniciamos sus ridículas guerras carentes de todo sentido, por lo tanto no participaremos en ella.
Los de mayor edad, con antiguas medallas al valor y la entrega desinteresada, se indignaron clamando por el respeto a la nación, el estado, a la patria y los símbolos que dividen al mundo en pequeñas parcelas de cementerios.
            Aquellos que no querían ser parte de ejércitos inservibles, hablaban de libertad, de la inmaterialidad de las fronteras y los gobiernos ilegítimos. Se cuestionaban las bases de la opresión, perdón, del orden establecido, algo que, por supuesto, no podía tolerarse.
            Los ejércitos de ancianos, veteranos de batallas que los libros de historia siquiera registraban, se ofrecieron voluntarios para conservar la honra y el espíritu de las naciones. Los jóvenes construían lazos por sobre la fraternidad, los ancianos los negaban y se dividían en rencillas fratricidas.
            Solamente el tiempo dirá quién tiene la razón, proclamaban los jóvenes. Si las antiguas generaciones que se entretenían aniquilándose entre sí; o esa nueva idea que surgió el día en que nadie creyó, a sus 18 años, que presentarse en la puerta de los cuarteles fuera una buena idea.
            Dicen que en la actualidad los ejércitos son cada vez más pequeños y especializados con mejores armas y que no se necesitan muchas personas para una guerra. También dicen que los jóvenes tienen más tiempo y que algunas ideas se esparcen más rápido que las muertes que caen con formas de bombas, misiles o artillería desde las nubes artificiales que ocultan aviones.
            No es pacifismo, dicen que decían esos jóvenes, es sentido común.

9 comentarios:

gla. dijo...

Me parece muy interesante tu relato...aclara algunas dudas en mis pensamientos...de lo que no debería ser
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es sensatez, no sentido común.
El sentido común no cuestiona, no plantea nuevas ideas.

Mia dijo...

Profundo y magnífico relato lleno de sabiduría.
Un beso

guille dijo...

No hay que seguir las reglas que son absurdas y se pusieron sin consultarnos.

Pensar lleva a decidir y lo sensato es decidir a favor de uno mismo.

Podría hacer una larga lista de actividades que me parecen mas divertidas y útiles que apuntarme a aprender a hacer guerras.

Boris Estebitan dijo...

Excelente, para que dividir al mundo con guerras y rivalidades inventadas, mejor esparcir ideas.

Fanny Sinrima dijo...

Me gusta el tema y cómo describes las distintas actitudes de las personas frente al mismo problema de los conflictos armados.No obstante, creo que sigues patrones de conducta generacionales y en esto disiento, pues hay mayores tienen actitudes progresistas y jóvenes de 18 años que actúan como los muy mayores. No estoy tan segura de que los jóvenes no se alistaran en lo cuarteles para combatir. Los hay muy primarios, amantes de lo militar, de los uniformes y de las armas.

Aparte de tus temas y forma de escribir, me gusta la sobriedad de tu blog;eso me dice algo bueno de tu personalidad.

Mi felicitación.

Saludos.

Me voy a registrar seguidora para estar al tanto de lo que escribes.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Te puedo recomendar este blog de dibujo, por el que me parece que estuviste preguntando.

http://kebondi.blogspot.com.ar/

Y también este otro.

http://dariobrabo.blogspot.com.ar/

la MaLquEridA dijo...

Los niños están en los ejércitos enfrascados en guerras que no comprenden. Los jóvenes no, no les da tiempo de serlo, los matan antes.


Un saludo

Cronista Imaginario dijo...

Como veterano de las luchas antimilitaristas, condenado a cárcel por ello, y utópico que aún mantiene el "imagina que hay una guerra y no va nadie, enhorabuena y gracias!!!