Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

viernes, 28 de febrero de 2014

Tres consejos

Tres consejos que pueden escucharse éstos días en cualquier sitio y que, para no ser menos que nadie (por supuesto) copiaré y pegaré aquí. Uno de ellos es muy cierto, el otro sólo es cierto en parte y, el otro, una completa mentira.
            Dicen por ahí: Nunca te fíes de quien porta un arma.
            También dicen: Revelarse para que nada cambie no tiene sentido.
            Y, por último, escuché decir: Lo mejor es no aceptar consejos de desconocidos.
             Les dejo a ustedes decidir cuál es cuál.

9 comentarios:

José A. García dijo...

Podrían ser más, es cierto, pero para empezar tres es un buen número.

Saludos

J.

la MaLquEridA dijo...

¡Mchalas!

No conozco a nadie que porte armas, solamente veo a los policías pero no los conozco y menos confío.

Los que se rebelan -la mayoría- terminan siendo parte de lo que se rebelaron.
Aquí hay varios que eran dirigentes en la lucha del 68, opositores del sistema en el que ahora trabajan.

Generalmente no escucho consejos ni pido, no me gustan y menos de desconocidos.

Decidir cual es cual es según el punto de vista de cada quien.


Saludos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Uno de los consejos es tan válido para los que ser rebelan como para los que se revelan. Que algo se mantenga como está no siempre es fácil. A veces hay que hacer esfuerzo para que no empeoren.

No aceptar consejos de desconocidos, puede ser una paradoja.
Alguien que no vemos personalmente, no conocemos su apariencia, su verdadero nombre, sólo a distancia, por Internet, ¿es un conocido o un desconocido?

Martha Barnes dijo...

Creo que hay y debe haber cambios,que sea todo igual,no significa progreso!Cariños Martha

censurasigloXXI dijo...

Pues personas armadas solamente conozco a algunos pescadores de temporada, ¿La caña de pescar cuenta como arma?...

Yo me rebelo porque soy una cabezota y mi vida es la de la portadora del estandarte, siempre reclamo y se benefician los demás, los palos me los llevo yo por ir delante...

Puede que algún desconocido tenga buena fe y te diga algo más coherente que los que tengas cerca y duden en aconsejar...

No logro a discernir la mentira o la certeza de los tres consejos.

Un abrazo y cafelito, buen finde.

Boris Estebitan dijo...

Me quedo con el ultimo, lo de revelarse siempre hay que hacer el intento, saludos.

RECOMENZAR dijo...

interesante como ves las palabras y la vida

Esilleviana dijo...

Creo que podría ser...
Consejo cierto: Nunca te fíes de quien porta un arma.
Cierto en parte: Lo mejor es no aceptar consejos de desconocidos.
Y el que no es nada cierto es: Revelarse para que nada cambie no tiene sentido.

:))

Giova dijo...

No sé si fue un consejo, pero yo lo tomé como tal. Gabo reflexiona en uno de sus libros y escribe: "Dije la verdad para que no me crean". A mí me funciona de maravillas.