Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 16 de febrero de 2014

Infectología

Recordaremos hoy una carta de lectores que formó parte de un interesante debate académico-intelectual, el cual tuvo lugar hace un par de años, y que versó sobre temas relacionados con la detección y contención de las sucesivas epidemias continentales. Durante el debate, en el que participaron miembros de la casta científica, de la clase política, del gueto intelectual, el mundillo de la farándula y miembros de la extinta civilización cristiano-occidental, no se logró ninguna conclusión que sirviera de piedra de toque para nuevas investigaciones, futuros proyectos de obras públicas ni flamantes patentes medicinales.
            Todo lo contrario, el debate se diluyó en una seguidilla de cartas con propuestas y frases inconexas que hablaban más del cansancio del juicio y del saber general que otra cosa.
            Rescataremos, para esta breve reseña en conmemoración del aniversario de dicho debate, una frase perteneciente a una de las últimas cartas anónimas que llegaron a la redacción de la revista y que, si bien causó un cierto revuelo al momento de su publicación, fue rápidamente olvidada cuando se anunció el casamiento de otra estrella del cine mundial con su mayordomo de toda la vida.
            Luego de una ambigua presentación del tema en cuestión, el desconocido redactor postuló que es tiempo de comenzar a pensar que la estupidez humana que ha dominado al mundo durante las ultimas décadas, no es más que el sistema inmunológico de la naturaleza que se ha activado tardíamente, lenta pero indeteniblemente, para corregir los errores tantos propios como ajenos (es decir, los suyos y los nuestros). Comprendiendo esto, podríamos entender muchas de las cosas que acontecen en el mundo. Muchas, si no todas, por supuesto.
            Párrafo que selló, en gran medida, toda posibilidad de debate. Al menos así lo creemos en la redacción.

13 comentarios:

José A. García dijo...

Sorprende un poco ver lo que puede encontrarse en la red cuando se buscan la siguientes palabras: "estupidez humana".

Saludos

J.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Creo que es un parrafo para comenzar un debate.
¿Fue eso lo que encontraste? No está mal para representar al texto.

José A. García dijo...

Esa imagen entre muchas otras, pero me pareció, sí la más ilustrativa.

Saludos

J.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

La estupidez humana, creo que nadie se salva de ella.

Gracias por tu comentario en el cuento: El Zonda.

mariarosa

la MaLquEridA dijo...

Busqué estupidez humana, es increíble lo que la gente puede hacer en un momento de estupidez de la que espero no ser miembro activo.



Un saludo

censurasigloXXI dijo...

Ya sé que me otorgarán la pena capital, pero (ejem, ejem) opino que es una bonita utopía esa de una posible "extinta civilización cristiano-occidental"... porque con su extinción, el cosmos se ahorraría muchas tonterías.

Un abrazo y cafelito para todos.

Martha Barnes dijo...

¡Tratamos al planeta ,como si no viviéramos de él y en él!!!! Martha

Esilleviana dijo...

Puede ser, no se me ocurre otra explicación a por qué tanta torpeza y necedad: la naturaleza ha encontrado un virus que nos atentece y nos vuelve más idiotas para protegerse de nosotros. Una clarísima explicación a todo ésto...

un abrazo profesor

taty dijo...

-Para ver estupidez humana no hay sino que prender la tele, salir a la calle o mirarse en el espejo -dijo ella, sonrojándose.

JLO dijo...

sufrió mucho al morir? jaja... de locos... salu2

Boris Estebitan dijo...

La estupidez humana por todas partes, saludos.

Xindansvinto dijo...

Todo sistema clasista se basa en alcanzar el máximo nivel de incompetencia. Y aunque la frase nos guste y nos haga de reír, lo dijo un tal Peter en un libro bastante estúpido, por cierto.

Salud.

Manco Cretino dijo...

No entiendo.