Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

miércoles, 3 de octubre de 2012

Memorabilia

De hacer una encuesta, el resultado no sorprendería a nadie, porque la respuesta es obvia. Nadie esperaría que el fin del mundo fuera de éste modo. Pero así es, y nada puede hacerse ahora. Estamos en tiempo de descuento, y lo que suceda después, poco tiene de interés para nosotros.
    Por eso evitaré toda descripción de los detalles y prodigios que fueron avisándonos de cuanto estaba pronto a suceder; porque ya los conocemos. Los vimos y no les hicimos caso. Y es evidente, también, que nada puede hacerse para remediarlo.
   Tampoco creo que, de ser posible, lo hiciéramos.
   La humanidad es tan pasiva ahora que se sabe humillada, que nadie piensa en levantar cabeza.
   Es una suerte que no hayamos desarrollado la capacidad de viajar por las estrellas; así nos evitamos desplegar nuestro desparpajo y mesianismo en otras posibles tierras. Nuestro cinismo muere con nosotros, esa es la gran ironía de la vida.
   Me importa poco la desesperación contenida que se adivina en cada rostro. Me importa poco que la humanidad muera. Nunca me sentí parte de ella, ni aún en papel de macho reproductor tres estrellas que me otorgaron en la escuela secundaria. Me agrada la idea de que dejaremos a la posteridad un mundo completamente devastado, porque es el mejor símbolo de nuestro devenir.
   Puedo sustraerme de todo fácilmente, tal vez sea porque este mentado fin del mundo me recuerda tanto, pero tanto, a ti…

10 comentarios:

Geraldine, dijo...

Además del pesimismo advierto cierto resentimiento, que se vaya todo al carajo!después de todo vamos a morir igual...

José A. García dijo...

Por supuesto, no puedo estar más de acuerdo con un comentario como el tuyo.

Si ya estamos muertos, ¿qué importa todo lo demás?

Saludos

J.

efa dijo...

je, no me pareció pesimista, quizás un viso de melancolía pero totalmente entendible.
José, un gustazo visitarte.
Salud

PD; casualidades, también estoy escribiendo sobre el FINAL

Sole dijo...

Y... qué se yo. Tristemente nos queda para rato (si sobrevivimos los 5 grados extra que le van a meter, las inundaciones, sequías, hambrunas, falta de agua y etc)asique a disfrutar lo hermoso que está el clima ahora en comparación con lo que va a ser en unos años (excepto en Tucumán que va a ser más o menos lo mismo).
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

Destruimos nuestro entorno natural y a los españoles nos rescatan de la quema de los mercados... peor imposible.

Un abrazo profesor

La abuela frescotona dijo...

todas las opiniones son validas para este apocalipsis, pero hasta que llegue querido José vivamos y no dejemos de buscar opciones para hacerlo lo mejor posible, un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

De nuevo por tu casa, siempre un placer.

Saludos y un abrazo.

Cielo dijo...

Brillante como siempre José
y yo también lo imagino
todos saliendo despavoridos hacia
Marte, Neptuno etc
para seguir con vida
pues joderos
todos a morir en este planeta
de aquí no se va ni Dios
no éramos una raza superior?
pues ya veo que no.


Un abrazo fuerte.

José A. García dijo...

Gracias a tod@s por sus comentarios e interpretaciones del texto. Son muy interesante y hasta dan materiales con los cuales seguir reflexionando y/o creando nuevas metáforas de nuestra decadente sociedad.

Saludos a tod@s!

J.

Omar dijo...


"Nuestro cinismo muere con nosotros, esa es la gran ironía de la vida". Rescato especialmente ésta frase, que brilló frente a mis ojos como un fogonazo.

Impecable texto.

Saludos.