Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

jueves, 23 de agosto de 2012

La Naturaleza es Sabia

Nunca puse en duda la sabiduría de la naturaleza como único ente, o poder, superior al hombre mismo. Los animales sólo son pobres recuerdos de antiguas oportunidades, pero los hombres… Los hombres son su mayor triunfo. Si de algo estoy seguro es de esto, y no porque sea uno de ellos, no.
   Si bien en cierto que hemos cometidos algunas atrocidades al saquear  los recursos de la Madre Tierra, al talar sus bosques para cultivar, al perforar sus entrañas buscando metales sin valor intrínseco, asesinado sin piedad ni necesidad a miles de millones de animales terrestres y aéreos, y saqueado mares y ríos durante milenios; no creo que, después de todo, pretendiéramos que ocurriera nada malo con el mundo.
   Supongo que no, al menos yo no lo quería, no puedo asegurar lo mismo de mis congéneres.
   Ya había ocurrido antes algo similar, tenemos fuentes literarios en las que se habla de situaciones como la que nos reúne en éste auditorio hoy. En teoría, porque las fuentes no son concluyentes, hace aproximadamente dos mil años existió un hombre cuyo símbolo era un pez, que predicó un mensaje de abnegación y conciencia para con el mundo muy similar al que dieran antes personalidades como Zoroastro, Buda o Lao Tse. Pero hizo muy poco por el mundo además de predicar ese mensaje y morirse rápido.
   Por suerte la naturaleza nos ha brindado otra oportunidad de enmendar nuestros errores.
   Tenemos en nuestro poder a una persona de Bangladesh que vomita peces, vivos, por supuesto, en perfectas condiciones. Ideales para repoblar mares y océanos. Si, sé que por ahora no me creen, pero en cuento vean las fotografías y videos que he traído conmigo, verán que no se trata sólo de un montaje efectista, sino, muy al contrario, de una esperanza.
   Una oportunidad de devolverle a la tierra una mínima parte de cuanto nos dio, aún cuando para eso debamos exprimir al máximo a este hombre que recuerda, en ciertos aspectos, a ese otro sujeto que escupía conejillos a quien, desgraciadamente, no llegamos a tiempo para esclavizar… eh… digo… ayudar.



4 comentarios:

Esilleviana dijo...

Si llueven sapos y ranas, ¿por qué no alguien que vomite peces? ¿y vivos?
:))

un abrazo

Sole dijo...

lo que sí va a estar jodido va a ser vomitar pandas, osos polares, lobos, tortugas, águilas, ballenas, toneladas de krill, tiburones, focas, tigres, monos, leopardos,búfalos, búhos, buitres,chinchillas, cocodrilos, elefantes... bueno, creo que hice mi punto, ¿no?
Un abrazo grande.

Adrianófanes dijo...

A veces me preocupa esa sabiduría de la naturaleza... porque en su afán de subsistir, nos está enviando señales de su deterioro...

censurasigloXXI dijo...

No he podido ver el vídeo por voluntad propia, amigo. Me recuerda al vomiteo de babosas de una película de Harry Potter y se me revuelve hasta el higadillo.

¿Qué hace, se come los huevos y le crecen los animales en el estómago?

Aj! Hijo, qué cosas se te ocurren :))))

Beso y café.