Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

martes, 27 de marzo de 2012

Caminante no hay camino…

Oh, si, el camino continuaba; mucho más allá del lugar en el que me detuviera. Pero, para ese momento, no me importaba. Tanto caminara antes que la sola idea de ponerle un fin a mi peregrinaje era más que suficiente para sentirme, por lo menos un poco, reconfortado.
   A lo lejos, hacia atrás, el camino se perdía en la infinidad del horizonte, como si una subida imaginaria del terreno lo acercara a las alturas; algunos pocos árboles y unos matorrales raquíticos completaban el panorama.
   No podía agregarse mucho más del paisaje que tenía hacia el frente. Árboles similares y un poco en desnivel en el camino, tanta similitud de un lado y del otro que fácilmente podría confundirse de no ser por la presencia del sol. Claro que, eso también, era relativo.
   Pero aún no se había percatado de que el astro en que tanto confiaba no se movía de su posición. Llevaba caminando el equivalente a varios días y, sin embargo, aún era mediodía. Y sabía que lo sería para siempre.
   Mientras tuviera ojos con los que mirar, y pies sobre los que caminar, su visión no cambiaría. No se alteraría su versión de la realidad construida por su propia, única e irreemplazable experiencia.
   Ninguna nube cubriría aquel sol. Nada lo distraería de su vano esfuerzo por alcanzar el horizonte.

3 comentarios:

Esilleviana dijo...

por tanto, no hizo camino al andar porque la situación no cambió.

Todo va a seguir igual a pesar de la Huelga general? no van a conseguir nada... el gobierno continuará con su reforma laboral.

un abrazo :))

Gloria dijo...

Creo que este personaje está estancado, vive como el día de la marmota, un día igual al otro.
Siempre he pensado que no hay que añorar lo caminado sino disfrutar y vivir con lo que queda por caminar.
Te he descubierto a través de otro blog, ya sabes como funciona esto, si quieres hacer camino has ta mi blog, te de jo el enlace, un saludo desde Tenerife.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

eMiLiA dijo...

Era todo un Quijote que caminó vaya a saber cuánto tiempo en un verano eterno.

Abrazo.