Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 11 de diciembre de 2011

Modernidad

Cuando le ofrecieron la habitación estándar, no imaginaba que se encontraría con algo semejante. Miles de millas de viaje por aire y mar, días de cansancio acumulado y abotargamiento no le dejaron pensar; por eso, y no porque supiera lo que hacía, aceptó el ofrecimiento del recepcionista del hotel. Sin saber si era una sonrisa maliciosa lo que asomaba debajo del mostacho o era sólo su imaginación.
Después de todo, estaba en el primer mundo, entre el lujo innecesario y la riqueza bien distribuida y toda esa publicidad que inundaba el cine preterremoto. Tal vez por esa confusión entre lo real y lo verdadero, fue que se llevó desilusión tan grande.
La habitación estándar que esperaba encontrar era amplia, con un gran ventanal, una cama mullida y confortable, amueblada delicadamente y con buen gusto, alfombrada, perfumada y con un dulce de cortesía esperando en la almohada.
Lo que encontró, en cambio, resultó demoledor. La habitación estándar era de dos metros de lado, con una cama que midiendo dos metros de largo por un metro cuarenta de ancho ocupaba la casi totalidad del espacio, una lámpara de cuarenta watts como toda iluminación, sin ventanas ni ventilación alguna, con el suelo de concreto sin terminar y un colchón tan duro que parecía del mismo material. Un estante oficiaba de mesa de noche y, lo peor de todo, una bacinilla asomando por debajo del elástico de la cama.
El primer mundo ya no es lo que era…

9 comentarios:

Cita dijo...

Y lo tildarían de 4*, no?

La culpa no es del mundo, es nuestra que nos agarramos a un clavo ardiendo a la mínima de cambio.
Besos
Cita

Mar de Aral dijo...

Muy bueno.El primer mundo ya no se trata de países con alto desarrollo humano.Ahora se trata de lujosas habitaciones en cadenas de hoteles y playas turísticas de arena blanca.

Sole dijo...

en efecto. quizás lo que está mal es seguir esperando a que lo sea.
Abrazo.

Espérame en Siberia dijo...

¿Ubicas recesión? Jajajaja.

Besitos.

eMiLiA dijo...

Eso es por andar catalogando mundos.

"De los mundos que se hicieron
en el 3º nací.
Pero eso ni me preocupa,
eso a mí no me preocupa.
Yo soy mucho más feliz."

:)

efa dijo...

Usan el termino recesión para esconder el verdadero...crisis.

Tere dijo...

José, seria un hotel del primer mundo manejado por uno del tercero? estoy segura que de todos modos se afano el tohallon jajaja aY! esa sonrisa debajo del mostacho, era maliciosa nomas.

Un abrazo.
Tere.

PD:Me deja pensando la frase
"Tal vez por esa confusión entre lo real y lo verdadero" yo encontré el nudo ahí.

carolina dijo...

Interesante tu relato...
saludos

Geraldine, dijo...

mas parecido a una celda que otra cosa....me encantó...te deseo felices fiestas, muchos besos!