Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

viernes, 15 de julio de 2011

Un muy selecto club

Un leve, casi secreto, golpe, llegó desde la puerta. Los pocos miembros presentes del club, cubiertos por sus achaques y nublados en pensamientos del pasado lejano, no lo escucharon. Hasta que el golpe se repitió, dos veces. Y luego la puerta se abrió, con brusquedad, pero sin violencia, con un movimiento torpe y mal calculado.
   Un personaje joven, mucho más joven, recién salido de la adolescencia, cruzó el umbral. Alto, flaco, pálido y de rostro lampiño, como un Lovecraft cualquiera, apenas dio unos pasos por el salón. Y allí se quedó, esperando a que alguien se ocupara de él.
   —Buenas tar… Noche —dijo media hora más tarde, cuando aún ninguno de los presentes reparara en su persona.
   Solamente el gato, viejo y gordo, que dormía debajo de un sillón ocupado por uno de los ancianos, pareció escucharlo; lo estudió con su ojos soñolientos y, juzgándolo inofensivo, volvió a acurrucarse sobre sus patas.
   Pasó más tiempo, lentamente, como por un cuentagotas; minutos, horas. Nadie se percataba de nada, nadie giraba la cabeza, nadie nada.
   El recién llegado miró la puerta que quedara abierta, leyó por enésima vez el cartel allí pegado para confirmar lo que ya sabía. No se equivocó de sala, allí lo habían enviado.
   Se resignó a sentarse en uno de los sillones vacíos a esperar, aunque fuera eternamente, si había algo qué esperar.
   Sus flatos de colores ya no eran requeridos en la televisión universal, la moda había cambiado rápido. Algo tan simple como eso, como la moda que lo encumbró, ahora lo condenaba a ser miembro permanente del Club del Minuto 16.

10 comentarios:

José A. García dijo...

En el siglo XXI, este club estará lleno de talentos estériles.

Saludos

J.

Mixha Zizek dijo...

Muy interesante como presentaste el relato. besos

Me dejaste pensando, en que a veces las cosas son fugaces y hay que cogerlas en el momento o vivirlas en su momento,

VeroniKa dijo...

tan selecto que estaba solo.


porqué los gatos siempre aparecen en este tipo de ambientes¿?

vientos de cambio dijo...

excelente. lo profetizó warhol.
poco a poco serán residuos del tiempo

J.Maseda dijo...

Un texto muy original y bien traído,
con una gran crítica entre sus frases. Así actuaría yo, como tantos otros bobos...

;-)
Un abrazo!

Esilleviana dijo...

Creo -(solo creo jaja)- que la mayoría de personas nos vamos preparando para ese momento, al que todos llegaremos cuando dejemos de ser jóvenes, creativos, ilusos, optimistas, hermosos y enérgicos (como si yo fuera todo esto jajaja).
También me gustó esta lectura, es la antesala de lo que nos encontraremos al cruzar el umbral...

un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo soy del club selecto, de poder beberme una litrona en un sesped, cuando puede pagarme un reserva de Cune, en algún sitio fissno...

Saludos y un abrazo.

Caro Pé dijo...

Andy Warhol, decía hace 40 años : "En el futuro, cada persona tendrá sus 15 minutos de fama"

Hoy podríamos decir, parafraseando parte de un post que leí hace mucho en nomearrancaelwalkman.blogspot.com: "En el futuro, cada persona tendrá sus 15 minutos de privacidad" (esto tiene que ver con el exponencial crecimiento de la mediatización de la vida cotidiana, del que ya somos testigos)creo me fuí un poco del tema de tu post.


pd: los talentosos estériles del siglo XXI :(
Saludos!

Caro Pé dijo...

Corrección la URL del blog es http://noarrancamiwalkman.blogspot.com/

José A. García dijo...

Gracias por sus comentarios.

El mundo de hoy es una digna novela de Orwell, aunque el gran hermano sea bastante diferente de lo que él imaginó.

Saludos a tod@s.

J.