Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

lunes, 30 de mayo de 2011

Y, si...

Esa cosa rara, rugosa, fea, cayó a la tierra en pleno verano. En medio del mar, como una gaviota muerta, inesperada, desconocida. Desde las alturas, desde distancias inimaginables.
La ola de calor abrazaba los cuerpos calcinados de los animales que no conseguían un trozo de sombra bajo la cual echarse. Tanto calor hacía ese día que no había nadie allí para verlo.
En medio de la soledad del sol del mediodía se hundió en las poluidas aguas del mar, sobresaltando el lecho barroso carente de vida, hundiéndose sin más.
La última esfera metálica construida por el hombre milenios atrás, regresaba a la cuna primigenia de la especie que la construyera.
Lamentablemente para el trozo de metal, siglos antes el hombre había sido reemplazado en su mundo por una raza capaz de soportar la contaminación. El mayor depredador de la historia de la vida en los planetas del universo había desaparecido, y no fue otra que su propia mano la encargada de tal final.

13 comentarios:

Malena dijo...

¿Cómo será esa raza capaz de soportar la contaminación? ¡Qué no sean peor que el hombre, por favor!

José A. García dijo...

Dicen que la Naturaleza es sabia, yo no lo dudo, así que no creo que vaya a cometer dos veces el mismo error.

Gracias por la visita.

Saludos

J.

Cal Viva dijo...

Todo es un bumerang, no se salva nada.

Sole dijo...

Es notoria tu inclinación hacia esa temática. Y como yo ya supe decirte una vez anterior, el hombre es una especie clave, es decir, desestabiliza, sin lugar a dudas hacemos un click en la biosfera (sea bueno o malo)y vamos a llevar a un cambio en la disposición de la vida, eso es definitivo. Que podamos abstraernos en pensamiento fue un "avance" gigante en la evolución,lástima que no vino con un manual.

Esilleviana dijo...

Si realizamos la línea trazabilidad, se podría averiguar cómo llegó a desaparecer el hombre, qué hizo éste para acabar con su existencia, puesto que su propia mano está guida por su mente... jaja.

Un saludo amigo.
PD: es muy placentero leerte.

serafin p g dijo...

considerarnos la peor especie, ¿no es legitimar nuestra propia destrucción?

Alejo Z. dijo...

La ironía y su risa amarga.. La mayor plaga como lo es el ser humano, con toda su "inteligencia" no pudo seguir a Darwin y no terminó por adaptarse y evolucionar a su propio caos.
Un abrazo José,

Alejo

Juan Carlos Eberhardt dijo...

y, si por que no ,seguramente despues del hombre .....viene otro hombre !!!

DAGA - Daniel Gaitán dijo...

Si hay algo que sabe hacer el hombre: ¡Es destruir!

José A. García dijo...

Cal Viva: Todo vuelve, si.

Sole: ¿La temática de la autodestrucción de la humanidad? Es que me resulta sumamente irónico el saber que no podemos hacer nada para arreglar el gran error que cometimos al abandonar África…

Esilleviana: Lo más probable es que antes de desaparecer se haya sentado en un gran y mullido sillón a mirarlo todo por televisión…

Serafín: Es probable que así sea. Si.

Alejo: El hombre estaba condenado al fracaso desde que dejó de adaptarse, como bien señalas, y comenzó a adaptar lo demás a sí mismo.

Juan Carlos: Espero que la Naturaleza sea lo suficientemente sabia como para no equivocarse dos veces.

Daniel Gaitán: Y lo bien que lo hace, es cierto.

Gracias a tod@s

J.

NoeliaA dijo...

"Tanto calor hacía ese día que no había nadie allí para verlo." Buena esa frase.

Thor_Maltes dijo...

Un extraño cuento, con un extraño final, esperemos que al menos esa gente sepa mejor llevar el asunto de la contaminacion

María dijo...

Estoy ojeando tu blog, me gusta, llegué hasta esta entrada, y además, te dejo mi agradecimiento por haberme devuelto la visita. Gracias.

Saludos.