Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

viernes, 29 de abril de 2011

Otoño

¿Notaron que, el otoño, es la estación del recuerdo? ¿De la melancolía, del deseo frustrado que nunca fue, siquiera, puesto en palabras? ¿No? Bueno, yo sí lo noté. Lo descubrí por azar recordando, por supuesto, esas tardes en las que la brisa comienza a enfriarse, a cambiar el aire, a quedar atrás el tórrido verano.
Recordé que había pasado cada otoño anterior recordando. Como si no se pudiera hacer otra cosa, como si el clima mismo predispusiera para la introspección y el pensamiento yoista. Aunque, tranquilamente, podría tratarse de cualquier otra cosa en la que el intelecto, el yo, el individuo participara. ¿Guarda recuerdos el universo? ¿Serán las hojas que se desprenden año tras año de los árboles los recuerdos monótonos de la tierra? ¿Es el hombre sólo un recuerdo de su mundo?
Si recordamos que recordamos ¿Qué estamos recordando? ¿El primer recuerdo o el recuerdo de ese recuerdo recordado?
Existen tantas preguntas sin respuestas que la vida simula ser un juego en el cual cada uno de nosotros participa para lograr el único premio posible: Hallar una respuesta.
Por lo menos una.
De ese modo, todo lo demás, pesará un poco menos.

14 comentarios:

José A. García dijo...

Yo todavía no encontré ninguna. Ni creo tampoco, haberme acercado nunca a ninguna iluminación posible (ni creo que exita algo semejante).

Por algo me catalogan de pesimista.

Saludos

J.

DAGA - Daniel Gaitán dijo...

Sí, realmente estuvo bueno recibir el mail con los comentarios de los pibes. Yo no sabía nada de que lo estaban leyendo, me enteré por la maestra (me buscó vía mail), que resultó ser la esposa del dueño del bar del pueblo "Rueda" y a quien yo le había regalado el libro.

Posible respuesta para Otoño:
¿Será porque es la estación gris?
Saludos.

Hatshepsut dijo...

No está de más recordar y la melancolía es una condición inseparable. No hay respuestas, pero si pueden existir acciones.Para que la vida no solo sea un continuo otoño. Y tenga de vez en cuando sus primaveras...Prefiero no ser tan otoñal, aunque mi espíritu se incline siempre hacia allí.

Saludos y que el otoño se vaya pronto¿?

Cal Viva dijo...

Debe ser que todo depende de la "mirada", a mí el otoño me encanta, es mi estación preferida.
Hay preguntas que dejé de hacerme hace tanto tiempo que ya las olvidé, y, de puro cabeza dura que soy, quizá también olvidé sus respuestas.

Buen finde

eMiLiA dijo...

Uuff, me encantó.

Acá es otoño en todo su esplendor. Llueve como si el mundo se fuera a acabar en este instante y un colchón de hojas secas viaja raudo a la alcantarilla más cercana.
Sí, estación de preguntas. Aún no tengo la respuesta.

Abrazo!

Malena dijo...

Es que el otoño es época de lluvias, de quedarse en casa. El clima conspira para la introspección.

Con respecto a las respuestas, recordé una escena de Les Luthiers, donde un seguidor le pregunta a Warren Sanchez por el sentido de la vida y él le contesta: yo que sé.

Respuestas hay, pero algunas no nos sacan las dudas, jajajajaja.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ahora, en este mayo provocardor de las pasiones... el otoño, parece que quedar a mil años luz...

Saludos y un abrazo.

EquilibrE dijo...

siempre se me dio por pisar las hojas secas al caminar y disfrutar del sonido, ahora las voy a mirar con otros ojos...me gusto, abrazo.

bey0ndinvisible dijo...

La vida, la vida, la vida... que cosa tan inexplicable!

Thor_Maltes dijo...

aqui en Venezuela no se dan las estaciones, pero recuerdo el Otoño que vive en mis días cuando estuve en España. Malvado frío

Pablo Galván dijo...

por algo es mi estacion del año favorita! que andes bien ;) te sigo.

Espérame en Siberia dijo...

Creo que cada gota de agua, cada granito de arena, cada partícula que corre en el viento lleva la memoria (¿o memorias?) del universo.
O tal vez es un desmemoriado. Otra pregunta más que se quedará sin respuesta.

Muchos besos.

serafin p g dijo...

me anoto a jugar el juego siempre y cuando el premio sea una pregunta. tengo más simpatía por ellas que por las respuestas.
va un otoñal saludo para usted

José A. García dijo...

José: La única iluminación posible es la de una lámpara de bajo consumo en el velador. Todo lo demás es lujo.

Daniel Gaitán: Puede que sea eso, lo de la estación gris. Y la verdad te felicito por el mail de las opiniones de los chicos sobre tus textos. Espero algún día recibir algo semejante.

Hatshepsut: El hombre vive enfermo de melancolía. Y lo peor es que simula no darse cuenta de ello. Porque si aceptara que tiene un problema, podría buscarle una solución. En lugar de eso prefiere la condescendencia de sus semejantes. Realmente patético.

Cal viva: Esa es una buena forma de enfrentar el problema. Pero son realmente pocos quienes se atreven a ignorar algo semejante de forma tan radical.

Emilia: La mejor parte del otoño, a mi ver, es que en algún momento termina. Eso nada más.

Malena: Respuestas hay muchas, es cierto. Hay que aprender a verlas, aunque, como bien decis, no sean las que buscamos.

La sonrisa de Hiperión: Cierto que en el otro hemisferio el clima camina diferente… Lo había olvidado.

EqulibrE: Se agradece la visita, con mucho énfasis. Y si, las hojas son una tentación…

Bey0ndinvisible: ¿Tan irracional?

Thor Malthes: Suerte la tuya que no vives en la incertidumbre del cambio de estaciones. Te envidio.

Pablo Galván: Es la estación favorita de muchos, y en algún tiempo también fue la mía. Pero bueno, fue.

Espérame en Siberia: Cada cosa es parte de la memoria universal. Lo difícil es saber qué está recordando en estos momentos…

Serafín: Preguntemos para tener más preguntas, menos respuestas, pero más cuestiones sin resolver.

Gracias

Saludos a tod@s

J.