Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

sábado, 23 de abril de 2011

Temporada

Quienes aceptan las teorías vertidas por el sagrado Von Daniken en sus libros canónicos, creen que el universo es, necesariamente, un sitio bueno. Confiable para vivir y preparado para una existencia amena y sin dificultades. Casi un paraíso diríamos de no ser por el cariz que suele acompañar a dicho término.
Un universo como el descripto, es uno que huye de, o que se mantiene en equilibro en medio de, la ecuación de la entropía. En la cual la cantidad de creación es idéntica a la cantidad de destrucción. En él nada se pierde, todo se transforma; la masa en energía, el pensamiento en acción, el odio en guerra, el amor en violencia.
Solamente un factor, que se mantenía oculto siglos atrás, en la época de la escritura de los textos vondanikeanos, altera la imagen de un universo entrópicamente estable. El factor evolución que hizo posible la deriva genética que convirtió a ese mamífero indefenso y carente de los medios básicos de subsistencia, en los profanadores de mundos. Nombre con el que es conocida la posthumandiad que se extendió por el sistema solar.
Ahora mismo, en éste instante, ya, hoy, mañana y ayer; el universo peligra. El porcentaje de destrucción aumenta exponencialmente a medida que los profanadores de mundos perfeccionan sus técnicas de vuelo por el espacio profundo, por los lugares vacíos entre las galaxias y el cielo entre Buenos Aires y Montevideo.
Nacen cada vez más profanadores, nace cada vez más destrucción en proporciones geométricas; y la creación, que aumenta en forma aritmética, no es capaz por sí sola de reemplazar lo que se destruye, lo que se consume. Por eso mismo, esta medida tan drástica para algunos, necesaria para otros, se torna ineludible.
Con esto quiero decir que queda oficialmente inaugurada la temporada de caza de hombres. Buena suerte chicas: de nosotras depende que el universo, lo que en él existe y lo que lo contiene, continué allí mañana.
Pueden tirar a amar si es necesario.



8 comentarios:

José A. García dijo...

La de la imagen es una valquiria, pero desconozco su nombre. Así como cualquier dato sobre el dibujo y/o cuadro al que pertenece.

Lamentablemente no encontré mucha información al respecto en la red.

Saludos y Suerte

J.

Torcuato dijo...

Felicidades, José.
Me encantó este texto. Esos seres no harán peligrar el Universo, es un concepto demasiado complicado(sencillo), hasta para los físicos teóricos más capacitados. Esos seres destructores sucumbirán al convertirse en autocanívales.
Y aunque les pese, las hembras son parte de esa especie.
Un abrazo.

Cita dijo...

No sabes la cantidad de veces que he soñado con esa caza...
Que haya leído este texto debe ser parte también de uno de esos sueños.
Besos
Cita

Joe dijo...

Si!, quiero, quiero cazar seres humanos, quiero hacerme un tapado de piel de pancitas de bebe!, pero antes los voy a matar a golpes, para divertirme como hacen con las focas, mierdas de seres, el humano el lo pero que ha existido y me averguenzo de ser parte de ellos.


Si mi razonamiento cada día esta mas lejos, no por ellos mas alto, simplemente lejos, abrace mi ostracismo con deleite, no es que "no me queda otra cosa", no, es lo que me gusta.
jlg

Malena dijo...

Si sólo debemos llevar al Valhalla a los más heroicos se nos va a complicar para encontrarlos. Tiremos al tuntún y lo que cae, cae. :)

Cal Viva dijo...

Cambio la locura de Bon Daniken por tu frase final: "tirar a amar si es necesario".
Me gusta tu blog, te sigo

Cal Viva.

NoeliaA dijo...

No estaría mal, hemos alterado ese equilibrio, siempre que una especie crece desproporcionadamente respecto de las otras empieza a mermar la biodiversidad, y tanto más que esta especie es sumamente destructora y basuralicia. Aunque te digo, hay que darle a los dos géneros por igual. La ley china esa de un hijo por pareja no me parece mal, debería aplicarse al mundo entero. Si es por mí que fuera cero hijos, lo de "creced y multiplicaos y llenad la tierra" ya quedó obsoleto, misión cumplida.
Al final quién sabe si Malthus no tenía razón, a la larga.

José A. García dijo...

José A. García: Yo tampoco sé nada sobre la imagen, pero si encuentro algo no dudes de que te paso el dato.

Torcuato: Las hembras son parte de la especie, si, pero son la mitad creadora de la especie. Los machos sólo saben destruir.

Cita: Puedes comenzar tu cacería cuando quieras… Nadie te lo va a impedir.

Joe: Claro, la destrucción sin diversión no tiene emoción. Si, muchas palabras que suenan igual, lo sé.

Malena: ¿Quién habló de heroísmo? Es cuestión de salvar lo que queda, si queda algo, en algún lugar…

Cal Viva: Gracias por la visita. Esa frase es la que más me gusta del texto, también.

Noelia: Somos una especie basuralicia, me gusta esa definición, si, me gusta.

Gracias a tod@s

Saludos,

J.