Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

martes, 1 de marzo de 2011

Sociedad crispada

Vivimos en medio de la crispación, rodeados de violencia, con o sin sentido, con o sin razón. Nos cubre el odio como una fina capa de barniz sobre nuestra piel. Y odiamos sin darnos cuenta. Porque odio y violencia no siempre son sinónimos, pero a veces si lo son. Y esos son los peores momentos.
Nos entretenemos contemplando violencia, en fotos, en noticieros, en las comedias físicas del cine mudo, en el bailar de las nubes, en la telenovelas y los dramas anodinos.
Violencia en los discursos políticos, en los partidos de cualquier deporte (incluso en los que no son de contacto), en el entrechocar de las nubes, en…


No puedo continuar, me distrajo el llanto de mi hijo recién nacido, al parecer necesitaba un poco de atención y ahora, después de nalguearlo lo suficiente como para que se quedara otra vez en silencio, ya no recuerdo sobre lo que escribía antes. Otro día seguiré.

14 comentarios:

José A. García dijo...

Innecesaria aclaración: Yo no soy el personaje de éste texto. Yo no estoy a favor de golpear niños, ni de procrarlos. Yo nunca escribiría un texto semejante. Yo no creo que el periodismo pueda servir para algo. Yo no creo que debamos continuar viviendo en sociedad. Yo no.

Se trata de una ironía, no muy fina, es cierto, sobre la sociedad actual y su doble discurso.

Habiéndome sacado un peso de encima, puedo dedicarme a otra cosa.

Saludos y Suerte

J.

Lau dijo...

pasé,
leí,
saludé,
escriba, escriba,
siga escribiendo.

Saludos,

L.

NoeliaA dijo...

jaja y sí, estoy de acuerdo, la violencia está en todas partes, solventada por los medios de comunicación (al igual que la vulgaridad y la ignorancia).
Aunque es una cualidad humana, presente en todas las criaturas de la especie, en algunos ejemplares llega a límites insoportables (para criaturas humanas menos violentas, claro está)
Saludos

Sole dijo...

Claro, fue muy terriblemente inesperado lo del hijo, me alivia mucho que sea ficción. En fin, concuerdo con lo del doble discurso y la violencia.
El hecho es que si se fomentan otros aspectos del hombre que también son denigrantes y perjudiciales, la violencia no podía estar exenta ¿vio?.
Un abrazo

Caro Pé dijo...

Buen texto, buen título "Sociedad crispada" La violencia está instalada en nuestras almas.
Lo que hay afuera es el reflejo de lo que los seres humanos tenemos en nuestro interrior.
Saludos José.

Joe dijo...

Es increíble, golpeas a tu hijo abusador!, igual un buen golpe lo deja bien tonto para la vida que le espera, así que está bien.

Ninguna sociedad a prosperado por la paz, algo dice de el humano eso.

jlg

Joe dijo...

Después te paso la foto en alta.

jlg

Geraldine, dijo...

es verdad, salís a la calle y la gente ya se encuentra predispuesta a ir al choque, a veces las mismas frustraciones nos hacen violentos, me refiero a la violencia verval, en el trato, la física ya es barbarie...
me imagino que tu ya leiste el libro en el que me he metido, si gustas me cuentas que te pareció....buena semana!

Manco Cretino dijo...

Excelente, señor, excelente.
En casa a nuestra niña veníamos dándole una salsa justo antes de irme a mi trabajo de la mañana, otra al llegar al mediodía. Reanudaba antes de salir para el otro trabajo y al regresar le ofrecía otra más. Justo antes de acostarnos le propinaba otro "tatequieto" para que duerma tranquila.
Hoy tengo un gran problema: comenzó a ir al jardín de infantes y no nos cruzaremos entre trabajo y trabajo. Estoy entre aumentar la dosis de otras lecciones o hacer un entremés a la salida del Jardín, si me la acercan a la oficina.
¿Ud. qué sugiere, Dr.?

Torcuato dijo...

Buf. Se me ha cortado la respiración. Tu texto define muy bien la situación. Incluso los concienciados con que el amor es la solución, nos abstraemos de ello y caemos en el error. El paradigma es muy fuerte.
Un abrazo, José A.

Pazchi dijo...

Realmente hacía falta la aclaración?
Nunca somos enteramente los personajes de nuestros relatos.

Un gusto volver

Pazchi

chicavioleta lunar* dijo...

lamentablemente es muy real ese tipo de situaciones.. :/


yo ya sabia que no eras tú.. no no no, golpear niños no...

besos:*

José A. García dijo...

José A. García: La verdad es que con tus aclaraciones terminas tratando de tontos a todos los que te leen. ¿Te das cuenta de eso?

Lau: Vini, Vidi, Vinci. Gracias.

Noelia: Algunos especímenes de esta especie no serían nada sin la violencia. Y me temo que esa es la peor parte.

Sole: El doble discurso, ese es el gran problema de la sociedad. Haz lo que yo digo, no lo que yo hago. Y así seguiremos…

Caro Pe: Es que el hombre es un animal políticamente violento. ¿No lo dijo Platón eso ya?

Joe: ¿Los cementerios no son una sociedad? ¿No hay paz en ellos? (Es una ironía, si). Gracias por la foto.

Geraldine: Violencia de todo tipo. Esa es la peor parte. Contra quien venga, o lo que encontremos delante. Y sin explicaciones razonables.

Manco Cretino: Te recomendaría que le vayas dando dosis adelantadas así marcas más el recuerdo y no se olvida de nada para cuando lleguen las vacaciones de invierno.

Torcuato: Eso mismo quería marcar y este texto es la única forma en que se me ocurrió hacerlo. Gracias.

Pazchi: A veces si hace falta aclarar las cosas. Para evitar los equívocos.

Chicavioleta lunar: Incluso se lo puede ver en las calles, junto a nosotros, todos los días. Es terrible.

Saludos y gracias a tod@s.

J.

thorofasgard dijo...

La sociedad humana es la misma en todos lados, no importa el país. Buen relato