Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

miércoles, 2 de febrero de 2011

Mueran los Salvajes Normandos

Allí se encontraba él, bebiendo de una gran vasija de hueso pulido, con restos de sangre de sus enemigos manchándole la ropa, la piel, el rostro, las armas. Riendo con fuertes carcajadas mientras olía el aroma de la grasa ardiendo en las hogueras de los vencedores.
Habían llegado, como el vendaval de otoño, sin anunciarse, sin hacerse saber hasta que no se encontraban sobre la apesadumbrada aldea que, conociendo sus apetencias, se entregó a una resistencia sin igual. Era en vano, si, pero, de todos modos, lucharon.
Los normandos vencieron, aplastaron a los hombres, se rieron de los ancianos, violaron a las mujeres y se llevaron a los niños, junto con todos los objetos de valor que pudieron encontrar en tan mísero paraje, hacia sus barcos.
Luego volvieron para quemarlo todo, para dejar yerma esa mancha de tierra, para dejar huella de su paso. Y, entre el humo y el hedor, él masticaba un trozo indescifrable de carne y bebía, entre carcajadas, de su copa de hueso.
—Una buena matanza siempre abre el apetito —decía, y volvía a reír.
Las volutas de humo, mientras tanto, ensuciaban el cielo.




Escena del Tapiz de Bayeux, un gran lienzo bordado del siglo XI que relata con imágenes e inscripciones en latín los hechos que precedieron a la conquista de Inglaterra por los normandos, en conmemoración de la batalla de Hastings.

9 comentarios:

NoeliaA dijo...

"Una buena matanza siempre abre el apetito" Interesante la frase, violenta.

Joe dijo...

De qué sorpresa hablas?

jlg

Torcuato dijo...

Muy bien contado. Describes muy bien, como grupos con fuerza bélica aplastaban a otros, no contentandose con saquearlos sino que además tenían que dejar la marca del terror.
Un abrazo, José A.

Caro Pé dijo...

Hola Proyecto Azúcar!
Muy buen post José!

Salute

Joe dijo...

Que uso un Haiku mio en su twitter,. eso fue.

·Geo·ligne· dijo...

Me encantó.

:)

José A. García dijo...

Noelia: La violencia rige la vida del hombre. Aunque la violencia no siempre tiene que ser entendida como una agresión física. Hay violencia de muchos tipos, incluso amorosa. El hombre es un animal violento.

Joe: La que mencionas en tu blog.

Torcuato: Si, es una alegoría para lo que los yanquis hacen hoy en el resto del mundo. Pero no creo que muchos lo comprendan así. Ni siquiera los propios yanquis…

Caro Pe: Gracias Caro Pé.

Joe: Ah….

Geo-ligne: Muchas gracias. Es parte de las pequeñas delicias de la vida cotidiana.

Saludos a tod@s

Gracias

J.

Ariadne dijo...

ME gusta. Me gusta. O sos muy bueno describiendo, o soy muy buena imaginando. :D

José A. García dijo...

Ariadne: Y si lo dejamos en 50% y 50%?

Saludos

J.