Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

lunes, 13 de diciembre de 2010

Destierro no es sinónimo de olvido, aunque eso quieran creer

Ilusos aquellos que quisieron creer que un simple destierro sería suficiente para acabar conmigo, para silenciar mi pensamiento, que ya es germen en su ciudad, y para olvidarse de mis restos.
Aquí, en medio de la arena y el sol, podré morir y no recibir la sepultura necesaria. Es cierto. Y lo sé desde el momento mismo en que mis pies descalzos acariciaron los límites de la ciudad.
Pero son necios si creen que por quitarme del frente de sus ojos, de los dinteles de sus puertas, de los murmullos de sus asambleas, puedan, por fin, vivir con esa tranquilidad que tanto anhelan.
Anhelan lo imposible, hermanos míos. Sépanlo ahora y siempre. Una idea no es el hombre que le da nacimiento. No. Es mucho más. Mucho más de lo que se ve. Mucho.
Así como esta larga maldición que escribo en la arena que dispersa el viento nunca llegará a sus oídos, la tranquilidad que desean nunca llegará a sus corazones.
Porque aún cuando no sea mi voz la que resuene en la oscuridad, otros ya deben de estar repitiéndolas. Soy un recuerdo, moriré y seguiré vivo por el placer de hacerles la vida más difícil.

7 comentarios:

ro dijo...

No seas tan malo. Podrías hacérnosla más fácil a los simples vivientes, la verdad che.

Las ideas son lo mejor que hay.

Joe dijo...

Nada se termina del todo inclusive cuando pensamos que es así, excelente trabajo!

jlg

NoeliaA dijo...

Me hizo acordar de una frase de Sarmiento, y mirá que me cae bien mal el Faustino, pero esa frase estuvo acertada, creo. "Bárbaros, las ideas no se matan"
¿Verdad que sí?
Abrazo

Torcuato dijo...

Los hombres limitados ponen límites para sentirse seguros.
Me gustó.
Un abrazo, José A.

thorofasgard dijo...

No hay peor muerte que la que te olviden, pero aqui el destierro no aplica en esa magnitud

José A. García dijo...

Ro: Las ideas son las únicas que no nos traicionan, nunca.

Joe: Gracias. Lo ideal es ir dejando gérmenes de futuros cambios diseminados por ahí, como si lo hiciéramos sin darnos cuenta.

Noelia: Sarmiento, a pesar de esa frase célebre (que creo que no era del todo suya), le hizo muy mal a la cultura argentina. Pero claro, es más importante el bronce. Pero rescato el que lo hayas traído de regreso.

Torcuato: ¡Exacto! El hombre no sabe cómo defenderse de otros hombres, si creo que lo sepa nunca.

Thor: La vida póstuma de nuestras ideas es el mejor recuerdo que se puede tener de una persona.

Saludos a tod@s.

J.

Anónimo dijo...

o como dijo un paisano haiva, yo estaré vagando por el desierto, pero el hijo del faraón ya está muerto.