Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

viernes, 3 de diciembre de 2010

Lista

Después de un tiempo prudencial volví a revisar los obituarios del periódico.
En realidad no sabía qué esperaba encontrar allí. Si mi propio nombre o alguna otra cosa. No lo sé. Simplemente lo tomé y abrí en esa página.
Quizá sea el azar.
Lo único que puedo decir es: Gracias Don Muerte por ocuparte de otro de los que figuraban en mi lista de enemigos personales.
Ahora sólo quedan unos pocos en la menguada lista.
Y después, después podré dedicarme a vivir.

7 comentarios:

ro dijo...

Obituarios. Me fascinan.
Hace poco soñé con el mío. Debería hacer una entrada acerca de eso.
Por ahora, me regocijo pensando quién será el "otro" al que te referís.
¿Mejor no saberlo?

NoeliaA dijo...

jojo, eso me suena a: tengo un santo y sé cómo usarlo.
Pobre tu personaje, la vida depende de la muerte de otros. Parece increíble, pero hay gente así.
Saludos

Caro Pé dijo...

¿Quiénes serán los pocos que quedan en la menguada lista? eh?
Salutes

oenlao dijo...

empeza a vivir antes que aparescas vos

anoniMATA dijo...

hay que tener cuidado de no aparecer ahí antes que otros

Alejo dijo...

"y después, después podré dedicarme a vivir." Un broche de oro sin lugar a dudas.
Un abrazo,
Alejo

José A. García dijo...

Ro: Si, mejor no saberlo, y dejar que cada uno se imagine en él a quien prefiera. Para no personalizar el tema más de lo necesario.

Noelia: Lo peor de todo es eso, que hay gente que vive haciendo eso. Y la frase ‘la realidad supera a la ficción’, les queda chica.

Caro Pé: Eso, por las dudas, creo que tampoco conviene saberlo.

Oenlao: ¿En la lista? Pero no soy yo, es un relato.

Aninomata: Eso seguro. Para algunos la suerte llega antes de tiempo.

Alejo: Muchas gracias, los finales si no son llamativos, el texto falla, ¿no te parece?

Saludos a tod@s

J.