Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Continúa conmigo

Por enésima vez, miraba el viejo VHS de la película. Para caminar por las desoladas vías, para cruzar el puente tras el gordo que gatea en lugar de caminar.
Para no sentirme tan solo esa noche contándole historias al fuego.
Pero esa vez, esa única extraña vez, la película cambió. River Phoenix miró directamente al frente, a la cámara, a mis ojos, y me exigió que contara una historia. Era mí turno esa vez, quería escuchar algo nuevo, de otra voz, dijo.
Más raro aún fue el saber qué historia contarles, porque las palabras nacían en mi boca sin que las pensara, sin hilar las frases, sin hacer nada.
La historia se construyó a sí misma, ésta historia nació de una tenue ilusión de cruzarme con el actor muerto, sinónimo de una tierna infancia y nacimiento de mi tristeza.
Creció al llegar a mi casa, ésta misma inocua tarde a ver otra vez el clásico cinematográfico que por alguna mágica razón me pedía que le contara una historia nueva, una historia no escrita aún. Me lo pedía y me llamaba, cariñosamente, Gordie.
Y la historia nació estructurándose en frases como las mismas que aquí se leen, para contar lo que me había llevado a rememorar tardes de sábados del melancólico abril.
Chris Chambers sonreía en la pantalla guiñándome un ojo y asintiendo. Porque entendía de lo que le estaba hablando.

Espero que, las que humedecen mi almohada, sean lágrimas de felicidad, y no de tristeza.

11 comentarios:

VeroniKa dijo...

:)

Joe dijo...

A mi me pego bastante esa película, muy buen homenaje.

jlg

Geraldine, dijo...

las lagrimas son una forma de depuración....los recuerdos nos sacan varias....

serafin p g dijo...

es una linda película esa, recuerdo haberla visto de purrete en el cine de mi pueblo.

Caro Pé dijo...

Gran película que me marcó José. Una gran pérdida la muerte de River Phoenix.
Saludos!

Joe dijo...

Arreglado!

jlg

Walkiria dijo...

detashes detashes, un eror lo tyene cualkiera!!!!
vezoz!!!!
jajajaja=)

Cecis ... funámbula dijo...

me gusto mucho, vi esa pelicula muchas veces con mi hijo, hace años.
Bienvenidas tus palabras

Joe dijo...

Cuando puedas lee el comentario en mi blog de mi vieja, me hizo cagar de risa.

jlg

eMiLiA dijo...

Uh, cómo me gustó esa película.
Y qué tristeza me da verlo a River Phoenix.

Muy bueno.

Un Abrazo.

José A. García dijo...

VeroniKa: Gracias por la visita.

Joe: Gracias. Es una de las pocas películas que puedo mirar sin parar. Y pensar que es una historia de Stephen King…

Geraldine: No lo sabía, gracias por explicarme ese detalle.

Serafin: ¿En el cine? ¡Qué suerte! Yo me tuve que conformar un viejo vhs…

Caro Pé: Es cierto, pero pensalo así, nosotros nos vamos a morir viejos y cachusos, él va a ser joven para toda la eternidad.

Joe: Gracias.

Walkiria: Es cierto, detalles, detalles.

Cecis: Es una buena película para verla acompaños, si.

Joe: Es muy bizarro el comentario, y muy bizarra la actitud de hacerlo.

Emilia: Nos queda el recuerdo de que nunca hizo una película mala.

Saludos a tod@s

J.