Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

jueves, 11 de marzo de 2010

En la húmeda selva

Aparecí, sin saber cómo ni por qué, en medio de ésta jungla desconocida. Sin saber en qué parte del multiuniverso había caído.
Sólo.
Desprotegido.
Y con un tintero.
Pero sin papel al cual recurrir para dejar constancia de mi experiencia.
Sobreviví varios días. Aprendí a no comer bayas ni setas. A alejarme de las raíces azules y de todo lo que aparente ser un gato.
Cosa alguna descubrí que me ayudara a saber cuándo y dónde, tiempo y espacio de mi estadía.
Debo dejar de escribir. Aún hay tinta, si. Pero toda mi piel está cubierta de garabatos que el sudor vuelve indescifrables.

18 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Regresé. Poco a poco iré poniéndome al día con todos.

Muchas gracias por sus visitas y comentarios.

Saludos

José A. García

Dulce Daniela dijo...

Marqués de Sade!

Dragon de Azucar dijo...

¿Querrás decir 'Homenaje al Marqués de Sade'?

Saludos

paula dijo...

qué bueno

jota pe dijo...

-- me paso hace poco, deje de escribir porque tengo muchas cosas que hacer y durante la noche mis suenios iban escribiendo historias. Efectivamente, la letra esta en la sangre. Gusto Dragon!!!

Joe dijo...

Nooo!, te olvidaste el papel?, ropa interior si te llevaste no?

jlg

Antonio dijo...

No se puede dejar de escribir en esta húmeda selva de la vida. No es solo la palabra o la letra la que escribe, sino las conductas.
Saludos

andreita dijo...

Aparentemente estamos todos hasta las manos en cuestión de actualizaciones, no importa, ¡lo bancamos!

Respecto del texto, yo te diría que le digas al flaco que no se haga drama, le mandamos a la cruz roja rescatista al lugar de los hechos y, una vez inserto en sociedad nuevamente, podrá aplicarse unos lasers divinos que encontramos por estos días en el mercado para sacarse todos los tatoos :P

Beso, Sr!

Hombre de Neanderthal dijo...

Pronto aprenderá a talar árboles, pronto aprenderá a producir algo parecido al papel... es su destino.

Alvaro dijo...

Gracias por la firma!
Muy bueno el texto!
Saludos!

samanta dijo...

=D waaa aver si te gusta lo ke hice!

pasaba

sammy

Diego dijo...

¿regreso?

Pienso perderse y no lograr comunicarte es bien malo.

que estes muy, pero muy bien

Au revoir & Adio

Barbie Murano dijo...

Buenísimo

Patto dijo...

Sólo espero que la tinta no sea tóxica.

Dragon de Azucar dijo...

Paula: Gracias.

Jota Pe: No, la letra es la sangre. Y gracias.

Joe: En casos como estos improviso con lo que tengo a mano...

Antonio: La letra no se olvida, perdura, aunque la tinta se borre, aunque el recuerdo no funcione. Y aunque la vida se acabe.

Andreita: El tiempo se escurre en nuestras manos como la arena del reloj del destino que nos señala, sin dudarlo, el final inexorable de nuestro peregrinar por el mundo... ¿eh?

Hombre de Neanderthal: Pondrá una pastera y arruinará algún río cercano...

Alvaro: De nada. Lo importante es seguir leyéndonos.

Samanta: Ahora paso...

Diego: Si regresó o no nunca lo sabremos, la historia terminó antes. Gracias por pasar

Barbie Murano: Viniendo de vos, lo tomo muy en serio.

Patto: Quizá tengamos suerte y si lo fuera...

Saludos a tod@s

Dreyfus dijo...

Che, a mí este no me gustó. perdón.

Thor dijo...

Interesante relato, con esa capa de pesimismo caracteristica tuya, entretenido.

Omar dijo...

En ésos garabatos indescifrables, estaría el sentido de toda esa aventura.

Saludos.