Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

jueves, 24 de septiembre de 2009

Devorador de lápidas

Cuentan en el pueblo que, cada 100 años o un tiempo similar, nace un devorador de lápidas. Ésta extraordinaria criatura dedica su vida a masticar las inscripciones abandonadas en las tumbas, a volverlas indescifrables, creando olvido allí donde la memoria suele anidar.
Dicen que lo hace para salvar a los hombres de ser acosados por trágicos recuerdos, memorias iracundas y sueños famélicos. Dicen que le hace un bien al hombre que no sabe olvidar.
Iluso quien cree que el olvido es permanente, me han dicho la última vez que visité el pueblo; iluso quien cree en la posibilidad de recordarlo todo, les respondí.
Mientras los viejos se juntan a discutir si mejor olvidar o recordar, yo visito cada día el cementerio, deseando encontrar las primeras huellas de dientes en el duro mármol del mausoleo familiar.

14 comentarios:

andreita dijo...

Esto me recordó a una cita de Dolina: "...si el olvido nos espera, tratemos de no merecerlo...", notable.

Seguramente sea por esa razón y no por otra, que "alguien" nos intente salvar.

Me gustan sus escritos.

Un beso!

oenlao dijo...

muy bueno. y muy bien andreita tambien. en mi blog los coment son mejores que los post.

Mechi.- dijo...

No es la lapida lo que hace al recuerdo

Cecis ... funámbula dijo...

Me encanto el relato! Y ademas, no entendi tu pregunta en mi blog...
Un abrazo

PerroZombie dijo...

caramba... imagino la digestión de aquel ser, y debe de ser tan tormentosa como el instante en que aquel cuerpo dejo un vacío en ésta tierra... saludos amigo Dragón !

Joe dijo...

No se vos, pero nadie viene a ver una respuesta de algo que escribió al mimo blog donde la escribió, si querés contestarle a Bob hacelo en el de él, el espacio no me molesta pero nunca va leer tu contestación.

Espero que ya estés mas tranquilo que ahora se discute la ley en el recinto, como debe ser.

jlg

Antonio dijo...

Yo conocí a un sujeto que decía: "Los muertos viven en la memoria de los vivos" y todos los días iba al cementerio a visitar la tumba de su madre.
Un saludo afectuoso

CapoCosmico dijo...

gracias José...
que bueno te gusto el libro...
gracias otra vez y un abrazo...

mikkonoss dijo...

No nos recordarán por lo escrito en nuestra lápida.
Nos recordarán por lo que queremos en nuestra vida.

SIL dijo...

Iluso quien cree que el olvido es permanente...¨

Frase para enmarcar.

Espero que este devorador, no pase por mi blog... sería devastador para la autora.

BESOS DE AZÚCAR , Dragoncito.

jota pe dijo...

-- en mi pais para alejar a susodicho monstruo, acostumbran hacernos cenizas y meternos en una botella de tequila, en la borrachera todos lo muertos son recordados felizmente, cuando se les odia es en la resaca del recuerdo; saludos master Dragon

Dragon de Azucar dijo...

Andreita: No leí ese trabajo de Dolina, el olvido nos espera, a algunos con mayor ansia que a otros, pero todos vamos en el mismo camino.

Oenlao: ¿Eso quiere decir que en el mío los post son mejores que los comentarios?

Mechi: Para algunas personas sí.

Cecis: Gracias, y después paso a explicarme mejor.

PerroZombie: No había pensado en eso, puede ser. Tal vez escriba sobre el tema.

Joe: Yo si lo hago, por eso uso ese sistema.

Antonio: En mi país usamos la frase: 'Hay gente para todo'. Y creo que a ese sujeto le aplica muy bien.

CapoCosmico: De nada.

Mikkonoss: En el Antiguo Egipto era costumbre dejar constancia en las tumbas de todo lo que habías hecho en vida, quizá de allí venga la idea de dejar una lápida con nuestros nombres. Lo importante es vivir, pero el culto a los muertos es un muy buen negocio.

SIL: Gracias Sil. A todos nos pesan los recuerdos, a veces más, a veces menos.

Jota Pe: ¡Tequila! En mi país preferimos profanar tumbas y culpar a otro muerto, por las dudas.

Saludos

Mayricienta dijo...

Ese come lápidas es el tiempo... suele comer muchas cosas más.
Un saludo.

malthus dijo...

Flor de lápida pusiste.. se la ve sabrosa.