Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

miércoles, 29 de abril de 2009

Con ojos de perro apaleado


Así nos miraba, desde un rincón, acurrucado bajo su frazada, miedoso y desesperanzado; como si nada pudiera hacerlo salir de allí, ni palabra alguna sirviera para cambiarle la expresión.
Se contaba mucho sobre él; a quien le preguntaras diría cosas diferentes, sin encontrar nunca dos versiones iguales, o siquiera similares, del relato. Mientras tanto, mientras las palabras no dejaban de construir y reconstruir su historia, continuaba mirándonos desde su esquina, moviéndose apenas, sin emitir sonido alguno, sin siquiera desviar la mirada. Allí, estático, pasaba las horas mientras la gente pasaba a su lado.
Uno de los días en que le observaba desde la distancia, me decidí. Me acerqué directamente hacia él, me acuclillé a su lado y extendí la mano para darle una limosna, para ver si reaccionaba de algún modo.
En lugar de ello, el muy bestia lanzó un tarascón a mi mano, con toda la intención de morder mis dedos, mi mano, o lo que estuviera a su alcance.
Furioso ante tal gesto, me levanté en al acto y le propiné unas cuantas patadas, en la cabeza, los brazos, el torso y las piernas. Él no dijo nada; cuando me cansé de mi propia violencia, volvió a acomodarse en la misma exacta posición, con sus ojos de perro apaleado mirando al frente, sin decir nada.
¿Yo? Yo quedé como un idiota frente a todos lo que pasaban por aquella esquina comprendiendo, por fin, porque la llamaban la esquina del mudo.

15 comentarios:

Druida de noche dijo...

joder! que fuerte! Muy bueno. Pero fuerte.

oenlao dijo...

esquina de miradas prejuiciosas.

Quémequieres dijo...

Brutal y despiadado!, pero muy bueno...

Sil dijo...

Apalear engendra resentimientos, y tarascones inesperados...
El post está bueno.
Espero que este blog haya más azúcar que dragones...
----------------------------
ESTOY AQUÍ POR OTRA COSA:
Por tu coment en lo de KARI.

Yo me fui con evasivas.
Te animaste a decir algo que yo no.
Coincido con vos.
De raíz a copa.

Te mando un beso.
SILVI

Juan Carlos Eberhardt dijo...

tranquilo!!!
quien no le ha pegado a un mudo alguna vez
yo conocí una muda que para disimular que andaba de recorrida hacía cola en el telefono publico
un abrazo

El Titán dijo...

Impresionante...
Muy profundo y desconcertante...
La verdad, todos los dias una joya nueva por aca...

mara gena dijo...

doloroso y humano. No esperaba ese final. Muy bueno. saludos. MARA

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Lindo texto. Me gustan muecho este tipo de escritos. Tienen la virtud de poner al desnudo nuestras debilidades, temores y soterradas miserias.
Saludos.

Sil dijo...

Espero que vuelvas a mi casa con más tiempo...y puedas leerme.

BESOS DE AZÚCAR.

Anónimo dijo...

Druida: Gracias

Oenlao: Así es, existen muchas en todas partes.

Quémequieres: Gracias. No puedo entrar a tu perfil, por lo que no puedo devolverte la visita.

Sil: Intento que haya la misma cantidad de ambas cosas, pero no puedo asegurar.

Juan Carlos: Inteligente la muda. Pero es más divertido gritarle a un sordo desde la otra vereda.

Titán: Gracias por lo de las joyas, si te contara cómo y dónde lo escribí no me lo creerías...

Mara gena: El hombre es así, nunca se sabe cómo reaccionará. Gracias por pasar Mara.

JLVasconcelos: El dedo en la llaga que le dicen.

Saludos

malthus dijo...

Nunca entendí porqué la palabra 'perro' era un insulto común entre los antiguos y tardo-antiguos.

¿Es mejor acaso ser un lobo?

Anónimo dijo...

Por que el perro come carroña, el lobo asesina a su presa. ¿será eso?

Saludos

malthus dijo...

Llegué a creer que es porque el perro sería un lobo esclavizado, sólo come lo que le dan, nunca caza.

Hombre de Neanderthal dijo...

como un idiota, la verdad.

Anónimo dijo...

Malthus: También puede ser por eso. En verdad nunca estaremos seguros de eso. Salvo que encontremos algún tratado de Aristótles o Platón hablando del tema.

Hombre de Neanderthal: Eso mismo.

Saludos