Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 22 de febrero de 2009

Deseando ver el mar

Construyeron el barco, madero por madero, desde la nada, desde la sola idea del barco hasta los últimos detalles. Con velas de terciopelo, madreperla adornando las uniones de los listones y herrajes criselefantinos.
Lo mejor de sus artes, sus mejores obras, técnicas y saberes al servicio del sueño, hasta los últimos detalles decorados.
El pueblo entero vino a despedirlos cuando lo botaron por primera vez, la arena se abrió ante su peso en pequeñas ondas y el barco flotó, como se suponía que haría, junto al poblado; extendidas las velas, la fina brisa se lo llevó lentamente hacia el desierto sin fin, con la firme esperanza de llegar, algún día, al verdadero mar.

12 comentarios:

mikkonoss dijo...

Tales empresas logran su objetivo, aunque a veces, ya no estamos para verlo...

las intercesoras dijo...

Me hizo acordar a cuando Tomas le dice A Teresa que queria estar donde estaba,en respuesta a sus disculpas por estar "obligado" a estar donde ella queria. A veces,los demas nos crean un estado y tan solo estabamos suspirando.
Jaja! por ahi no tiene relacion,pero estaba pensando en eso...
Besos!

Joe dijo...

No tengo idea de si viajar hacia lo profundo es mejor que encotrar una isla alli. Me quedo arriba por las dudas.

jlg

Patto dijo...

Muy Bueno!

JLVasconcelos dijo...

D:
Recontra bravo, me ha gustado mucho también este texto. Andas de vena.
Saludos y felicitaciones.

El Titán dijo...

El Argos de algun cuento de Dunsany...
Extraño mucho el mar por otra parte...
un abrazo,,,

Joe dijo...

bueno para que alguiens e acuerde de otras personas tiene quehaber gente que en principio haga memoria, segundo que no haya nadie que niegue que esa persona existio, es como todo, negamos aquello que no entendemos porque es mas facil convivir con la idea de que las cosas que no se asimilan nunca pasaron.

jlg

julieta dijo...

hola amigo de azucar, te cuento que leyendo tu comentario en el blog de jose encontre un nombre al cual yo adoro y vos decis q nadie recuerda... xul solar! este tipo es y fue lo mas.. me encanta.
y por supuesto que es argentino, un dia de estos nos vamos al museo. un abrazo

Hombre de Neanderthal dijo...

Muy bueno, me ha gustado.

SuSaNiTa dijo...

ESTE RELATO ME RECORDÓ A UNA IMAGEN QUE SE FORMÓ EN MI CXABEZA, DE NIÑA, AL LEER "CRÓNICAS MARCIANAS"... GRACIAS!!

SALUD!!

hadas y duendes dijo...

Navegar sin límite en la inmensidad de un mar que habla de indefensas vidas. El toma verdaderos navegantes, el resto son náufragos perdidos. a veces da miedo comprobar que somos en realidad, pero yo me tiro a las olas, aunque por ls dudas llevo alas...
Bellisimo.
abrazo

Dragon de Azucar dijo...

Mikkonoss: Será un proyecto generacional, pero si llega a buen puerto, todos disfrutamos de sus logros.

Las intercesoras: Me parece muy bueno que el cuento te haya despertado ese recuerdo, creo que es una de las características de los relatos el saber desperat la memoria. Gracias por pasar.

Joe: El que no arriesga no gana y el que gana no arriesga. Sabelo.

Patto: ¡Muchas gracias!

JLVasconcelos: Gracias, estoy aprovechando los últimos días libres que me quedan...

Titán: Si, todos extrañamos el mar, después de todo de ahí venimos, ¿o no?

Joe: Tenes toda la razón, por eso siempre que puedo menciono a Xul Solar para mantener vivo su recuerdo y para ver de generar interés en la gente.

Julieta: Ya somos dos que recordamos a Xul Solar, ¿formamos un club de fans?

Hombre de Neanderthal: Gracias, espero que los demás también te gusten.

Susanita: No había pensado en ese libro hasta que leí tu comentario, pero es una buena analogía, por las dudas no la repitamos a ver si todavía me acusasn de plagio...

Hadas y Duendes: Y navegar y navegar... Gracias por tus palabras

Saludos a todos