Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

martes, 6 de enero de 2009

El escondite perfecto

¿Dónde escondes un árbol? En un bosque. ¿Y una roca? En la montaña. A un muerto lo disimulas dentro de una fosa. Las palabras vanas, en un discurso rimbombante. El fracaso, en la posibilidad de venganza. El odio, en el desprecio. La violencia, en la pasión. Una idea, en un libro lleno de vaguedades.
Para todo existe el sitio perfecto dónde pasar desapercibido. ¿Y yo? ¿Dónde nos escondemos los hombres? En las ciudades, rodeados de desconocidos, de luces de frío neón, y anuncios de felicidades fatuas.
El mismo hombre huye de su condición, y el mundo… el mundo se esconde perdiéndose en la vastedad del universo.

11 comentarios:

Luna dijo...

Todos nos escondemos de una manera u otra en el anonimato, no sólo escribiendo, también en la vida.
Besos y regalo de Reyes

L. dijo...

Yo me escondo en otras personas.

Santiago dijo...

Esa misma idea la esboza Borges en El libro de arena, cuando esconde el homónimo en la Biblioteca Nacional, horrorizado de la condición infinita del volumen y desestimando quemarlo por un sofisma del que él mismo se convence: si algo tiene infinitas hojas, entonces tiene que arder infinitamente.

Bueno, gracias por los elogios en el blog de la revista (150monos). Casualmente, el otro día nos publicaron en Ñ y estoy preparando un post de repudio... jejeje.

Me voy a dar una vuelta curiosa por el blog.

Saludos

((Cioran el pirata)) dijo...

Desde la oscuridad mas densa…hasta la luz intensa…siempre esta la multitud o el anonimato para refugiarse, el tema es como esconderse de uno mismo…

José Luis Gaitán dijo...

Ya esta, ahora si se puede dejar mensajes, toma!

jlg

mikkonoss dijo...

...Pero no puedes esconderte de ti mismo.

Dragon de Azucar dijo...

Luna: Esa es la idea, ¿no? pasar desaprecibido lo suficiente como para que la vida sea tranquila.

L.: ¿Y cómo lo lográs? Enseñame.

Santiago: No había pensado en el libro de arena, pero puede ser. En todo caso, ¿vivimos una ciudad de arena?. Y lo de Ñ si, hay que repudiarlo.

Cioran: Esconderse de uno mismo ya es otro tipo de desafío, por ahora me contento con saber escaparle al asecho de mis acreedores.

José Luis Gaitán (¿nombre completo?): Bien, yo sabía que ibas a poder.

Mokkonoss: Aún no.

Saludos

El Titán dijo...

y a una carta en un escritorio...

creemos universos, Dragón...

Dragon de Azucar dijo...

Titán, Poe es Peo, pero ese cuento es genial, ¿quién lo hubiera pensado?

Saludos

T (sujeto táctico) dijo...

yo te iba a decir que un muerto se disimula bien en una necrópolis o en una metrópolis.. también depende del tipo de muerto.. ¿no?

Dragon de Azucar dijo...

Si, un muerto social no quedaría muy bien en un cementerio. Y un muerto en medio dela ciudad, como que llamaría un poquito la atención, ¿no?

Saludos