Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

lunes, 26 de enero de 2009

Las aventuras intergalácticas de los sobres de ketchup caducos

Capítulo 1 — ¿Qué hago yo aquí?


Eran dos. Flotaban en el vacío, llevados por las ondas de energía de soles y estrellas, repelidos por la gravedad de los planetas en la noche inigualable.
Habían degradado en la conciencia, cada uno pensaba y se hacía entender por el otro con palabras y pensamientos abstractos. Habían dejado la plenitud y, con el pensamiento, las dudas invadían su ser.
El sobre caducado en algún mes de abril fue el primero en utilizar las palabras:
—¿Qué hago yo aquí? ¿Estoy solo? ¿Dónde estoy? ¿Qué soy?
El otro sobre, caducado en un octubre lejano, más sereno y conforme con su situación, respondió:
—Flotas, eso haces. No estás solo, somos dos, por ahora. Nos encontramos en algún sitio del vacío. Somos simples raciones de condimentos.
—¿Tú eres como yo? —preguntó el del mes de abril.
—Exactamente, diferente envase, mismo contenido.
—¿Por qué estamos aquí?
—Alguien nos arrojó a este sitio cuando dejamos de serle útiles.
—Entonces, ¿la vida comienza cuando dejamos de ser útil para otro?
El ketchup de octubre se detuvo a pensar, mientras el polvo estelar se escurría entre ellos, y la luz invisible no regalaba su apacible calor allí donde nada tiene lugar.
—Es posible —respondió—, que así sea. En todo caso, ahora sólo dependemos de nosotros.
—¿Y eso es bueno? —el ketchup de abril sentía las dudas acumulándose en toda su extensión.
—Lo ignoro. Pero es lo que tenemos, un aquí y un ahora.
—Ah… —dijo el ketchup de abril—. ¿Y qué hacemos con eso?
—Continuar —fue la respuesta del sobre de octubre—. Simplemente continuar.

Agradezco la confección de la Imagen a José Luís Gaitan

17 comentarios:

zeta dijo...

Mejor en el espacio que en algùn estòmago... O_o...

Bueno, tapoco es que se estèn derritiendo, no son de cera; a lo mucho, como millones de tetas en el mundo, deben estar rojas y oscuras, tal vez tratando de imitar al color de ciertos primates...Igual es un lujo verlas, acà no se ven nunca, no es costumbre que hagan topless, por lo menos no en las playas concurridas...

Y no sè, no se me habìa pasado por la cabeza eso del canto chamànico, supongo que a usted sì por estar metido en los asuntos de la magia... Serà que me quedaba poco tiempo para escribir y habìa leìdo antes unos versos de Valera, despuès no me explico, francamente... Suerte, no coma hamburguesas caducas...

El Titán dijo...

Excelente disertación...Platón un poroto-o un pancho-al lado de esto...

Un abrazo...

Laura dijo...

ja, ja, ja!
Los alimentos caducos son mi especialidad. Estoy segura de que, si los consumo aun después de algunos días de vencidos, me fortaleceré como Popeye y podré soportar el Apocalipsis con estoicismo.

La otra parte de mí dijo...

continuar y trascender..

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Los ketchups también sufren.. y cómo no.
la caducidad es la verdadera madre de todas las desgracias.
Salutes.

Joe dijo...

Es verdad, nuestra vida comienza cuando le dejamos de ser util a alguien!, cuando somos viejos empezaremos a vivir seguramente.

Che, no se como hacer para seguir tu blog, no me aparece la opcion.

jlg

SuSaNiTa dijo...

DEFINITIVAMENTE...

Luna dijo...

Debo tener algunos que podrían hacerle compañía.
Sé de buena fuente que esto del vencimiento es bastante relativo. Por ejemplo algo que fabrican en Bs. As le ponen una fecha para lo que será vendido acá y otra para lo que va al interior.
P. D.: Los Reyes te dejaron un Regalo y no pasaste a verlo
Besos

((Cioran el pirata)) dijo...

nos hemos equivocado aun teniendo toda la razón, aun podemos ser libres...

tisbe dijo...

Menudo tomate para reflexionar !

Se te ocurre cada cosa que me dejas perpleja,la conversación entre los dos ketchup caducos da para pensar largo,largo.

Te admiro,amigo.

Un gran abrazo

K@ri.- dijo...

tremenda reflexion!!!!
muchos besos desde mi buenos aires hoy lluviosa!

T (sujeto táctico) dijo...

Mi tío, admirador de Von Daniken, cree que la raza humana son los sobrevivientes (abandonados) de otra raza quizá más evolucionada que se cagó a palos galácticamente.

Me hace acordar a esos ocultistas q aparecen en "El Péndulo de Foucault"

Dragon de Azucar dijo...

Zeta: ¿Y por qué no en un estómago?

Titán: ¿El pancho venía con papas fritas también?

Laura: Muy bien pensado, creo que haré lo mismo, porque la idea de sobrevivir al apocalipsis me tienta.

La otra parte de mi: Al infinito y más allá...

JLVasconcelos: Y las desgrcias son las madres de las artes.

Joe: Si, puede ser que los viejos estén más vivos que los demás, pero es porque les queda poco tiempo. Lo otro no sé cómo solucionarlo.

Susanita: Tal vez... brillante cuento de ci-fi.

Luna: Eso de las fechas no lo sabía, pero es posible que lo hagan, si. Y gracias por el regalo.

Cioran: ...dentro de una canción... Excelente. Gracias

Tisbe: Gracias, espero que los próximos capítulos sean tan buenos como el primero

K@ri: Gracias, saludos para tí también.

T: Tu tío es un genio, Von Daniken no tanto. Tendré que leer ese libro.

Saludos

Patto dijo...

Me pongo de pie y exijo:
más capítulos!
más capítulos!
más capítulos!

Dragon de Azucar dijo...

Están en camino. Gracias.

Saludos

Fede dijo...

Hay un cuento de Stanislaw Lem que me recuerda un poco al texto, algún dia si lo encuentro te lo paso,
saludos

José A. García dijo...

Si alguien me puede explicar por qué le cambia el formato de la letra sin que haya tocado nada de edición de la entrada, estaría muy agradecido.

Saludos y Suerte para tod@s.

J.