Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

lunes, 1 de diciembre de 2008

Mundo Cerrado


Desde el siglo XIX la Tierra se cerró, no queda nada por descubrir en su superficie, hasta la más mínima ínsula aparece en las fotos satelitales (mi casa es un punto de escasos 200 metros cuadrados en el océano de la ciudad). Nada.
Todo se conoce aguas arriba, vayas donde vayas te encuentran, no se puede simplemente irse, alguien te señala con el dedo acusador y grita al gran hermano de internet.
Bosques, selvas (si queda alguna), lagos, montañas, polos, ecuador, Himalaya, Despeñaperros, Acapulco, Ceilán. Sea dónde sea, no se puede estar solo, en contacto con uno mismo, porque la noción de uno mismo ya no existe, es una ficción literaria, y el dolor de estómago que siento es tan yo como la piedra con la que tropiezo cada día.
La única forma de salir, de escapar, de ser, es la muerte. No el suicidio, ni la inmolación, la simple, solitaria, irrepetible muerte.
Porque todo animal muere sólo, ¿qué es el hombre sino el más humano de los animales?

10 comentarios:

Mechi.- dijo...

En esos 200 m2 tambien podes estar solo... pero no es muy agradable eso...

pfunkie dijo...

igual a veces pienso que es mejor morir por propia mano que por ajena :D

tisbe dijo...

Vaya ! un poco deseperanzado tu escrito de hoy,llevas razón en muchas cosas,el placer,no,no el placer,la posibilidad siquiera de buscar el placer en las cosas sencillas sin manipular,los paisajes salvajes,los lugares donde poder sentarse en silencio a sentirse uno mismo,no sé si quedan,pero el interior de uno mismo es siempre tierra virgen tan llena de recovecos que ni en una larga vida te aburrirás jamás ni llegarás a descubrir en su totalidad la cantidad e intensidad de matices,solo es cuestión de aprender a convivir con el ruido circundante hasta no oirlo para poder oir lo que nos anda por dentro,eso creo,al menos

Un abrazo

Je! dijo...

Uno puede estar solo, en la profundidad de sus pensamientos.

El hombre es animal más humano, me encantó esa frase :)

Besos

Barbie Murano dijo...

Pero tal vez la mayoría no quiera estar sola, y menos en contacto consigo mismos... te acordás ese cuento de Poe, Silencio? No se, en el fondo creo que uno siempre está solo. Si te referías a tener o no privacidad, eso es otra cosa. Eso si que es medio mitológico. Igual hay gente que tiene privacidad pero sale cara.
Saludos, Dragón.

Pd: lo más cercano a la privacidad que tenemos es el desinterés que podamos generar en los demás. Es un alivio o no?

((Cioran el pirata)) dijo...

todo el mundo espera que las lesiones y los años los dejen fuera de juego, cuando seria tan sencillo poner fin a todo esto. Las personas como los imperios tienen preferencia por los largos finales vergonzosos, quizas pronto entendamos lo insignificantes que somos.

Muy buen texto, permitame felicitarlo

mikkonoss dijo...

¿El más humano...? Yo creo que por ser conciente, puede ser el más salvaje. Y el más sublime.

Dragon de Azucar dijo...

Mechi: Puede que no, pero no quiero estar sólo, quiero que me dejen estar conmigo mismo.

Pfunkie: Seguro, como Sócrates (suponiendo que haya existido).

Tisbe: El mundo hace cada vez más ruido, de todo tipo, así se torna cada vez más dificil poder pensar en silencio, hacia adentro o hacia afuera. El mundo no quiere que pensemos, porque si no pensamos en más fácil dominarnos.

Je!: Pero quién me asegura que mis pensamientos son míos y no estereotipos, o cosas dichas/pensadas/hechas por otros?

Barbie: 'lo más cercano a la privacidad que tenemos es el desinterés que podamos generar en los demás'. Yo no podría haberlo dicho mejor Barbie, envídio la claridad de tu pensamiento.

Cioran: Hay que hacer como Camus y listo, nada de verguenzas, nada de pañales para adultos, nada de nada.

Mikkonoss: ¿sublime? No lo creo, mi experiencia dice lo contrario, y los años me dan la razón. Lo cual es una verdadera pena.

Saludos

mikkonoss dijo...

Ohhh... es salvaje... Pero tambien creo que es sublime cuando escucho a Kaori Muraji tocar los recuerdos de la Alhambra de Tárrega, o a Sara Vidal cantando en gallego, o veo a Ghandi, o a tantos anónimos, o con nombre, investigando y trabajando, por una humanidad mejor, en la que creen. Tal vez yo sea demasiado soberbio de mi condicón en este mundo, y esté equivocado... pero sinó por eso,... ¿para que estamos aqui?

JLVasconcelos dijo...

Hola D.
El mundo fue ancho y ajeno. Desesperanzador pero real.

Saludo.