Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

martes, 25 de noviembre de 2008

Un poco de Orden y algo de Caos

Caos, por haber nacido primero, lo tenía todo. Heredó el universo, la vida y la muerte, a quienes gobernaba de forma caótica.
Orden, el segundo nacido, sólo poseía odio. Y la envidia comenzó a roerle las entrañas.
A traición, cuando nadie más miraba, Orden atacó a su hermano y lo encarceló en el sitio más oscuro, para regocijarse con sus lamentos.
Comenzó luego a organizarlo todo, sistemáticamente, volviendo mecánico lo azaroso, previsible lo inesperado.
Poco duró su alegría. Pronto notó que las cosas más simples se deshacían en sus manos, que los sitios más grandes escapaban de su control. Y, pensando que perdería aquello por lo que había luchado, buscó respuestas en el único ser que ayudarlo podía.
Del encierro a su hermano liberó y de sangre sus manos se llenaron, mirándose a la cara, frente a frente, rostro con rostro.
El mayor, el único, el inigualable Caos derrotó, humilló, despreció a su hermano menor. Dejándolo camino al olvido en su antigua prisión, recuperando su vasto imperio, regresando a su sitial privilegiado.
Tomó el nombre de su hermano, Orden, y utilizó su forma de hacer las cosas, caótica, para restaurar el todo. Desde ese día el hombre cree que vive en un mundo ordenado y pacífico cuando en verdad lo hace entre el desorden y el azar.

10 comentarios:

Je! dijo...

El mundo armado desde las peleas de hermanos, siempre igual.

Odio el orden, que Caos se hubiese quedado con su nombre, suena más lindo.

Besos

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por pasarte por mi blog! iré actualizando regularmente. si tenés textos para publicar o conocés alguien que quiera hacerlo, pasamelos a mi correo y los subo a mi blog. saludos. alejandro.

Dani The Girl dijo...

más que oido, tiene tacto U_U

((Cioran el pirata)) dijo...

PERFECTA SINTESIS.

Toda víctima presume de ser un elegido al revés y reacciona en consecuencia, sin sospechar que así se pone a la misma altura que el Diablo.

Nunca dejamos de ser animales como pretender entonces evitar el desorden y el azar, somos muy valientes en manada.

saludos!

tisbe dijo...

Si lograsen funcionar en sintonía orden y caos,sería lo ideal,orden...en algunas cosas...caos...en otras con las que combina bien.
Lo cierto es que muchas veces,al implantar el oreden se consigue tan solo un caos encubierto que como todo lo encubierto es peor que el caos claro y explícito.

Un abrazo,un placer siempre leerte y reflexionar contigo.

Manco Cretino dijo...

Guaaa! Esto se parece en algunos puntos a la historia de mi hermano mayor y quien escribe... aunque... nosotros en realidad eramos dos clases de caos... hasta que nos latigueó suficiente nuestra madre.
...
Naaa... no se parece nada a esta historia...
Desvariando... Manco Cretino

Dragon de Azucar dijo...

Je! Gracias, se me aparecieron ambos en una visión nocturna entre el calor y el humo de un motor en mal funcionamiento para contarme su historia.

Alejandro: Si sé de algo/alguien te aviso. Gracias por pasarte por el Proyecto.

Dani: Llamalo como quieras, por lo menos tiene algo...

Cioran: Somos valientes en manada, nunca mejor dicho. Gracias por a reflexión.

Tisbe: Esa era la idea, darnos cuenta que no siempre lo que vemos es lo que es, sino, lo contrario.

Manco: Todo aquel que tien hermano/a se siente un poco como Orden y Caos, no es mi caso, pero sé que es así.

Saludos

Endocimia dijo...

muy buenooo

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Hasta la suplantación por siempre; la rudeza entre hermanos es la herida abierta de la manada.
Saludos.

Dragon de Azucar dijo...

Endocina: Gracias

JLVasconcelos: Lo que nos lleva a querer difenciarnos y ser otros de generación en generación, para que la vida continué pareciendo novedosa.

Saludos