Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

lunes, 13 de octubre de 2008

Silencio, vida

La pantalla se reía de él. Si. Venía haciéndolo las últimas semanas, todo el tiempo, en todos los programas. Incesantemente. Como una letanía, la televisión se reía de su vida.
Decidió apagarla; a pesar de lo cual continuaba escuchando su reír. Y siguió oyéndolo luego de desenchufar el aparato de la electricidad; la oía aun cuando cubrió el aparato con una pesada manta.
Reía y reía, con una risa fría, mecánica, penetrante, dolorosa, que agujereaba sus oídos, su carne, todo su ser. Sin más razón aparente que la risa por la risa.
Como todo tiene un límite, acabó  por hartarse de tan desesperante intromisión.
Para no oír ya más al condenado aparato, abrió la ventana, lo acercó hasta el borde del balcón y lo dejó caer por un precipicio de veinte pisos.
Lo vio estrellarse, destrozarse, tornarse diminutos fragmentos, contra el concreto de la calle infinitos metros más abajo.
Agudizó el oído y no encontró nada; sólo silencio.
            Sonrió durante semanas.
        Hasta que comenzó a escuchar, la misma risa, saliendo de la radio que lo despertaba cada mañana.


14 comentarios:

Lina Masaki dijo...

Me mató el título...
Hermosa fábula para ilustrar el drama del ruido, de la tecnología invadiéndonos, de las ganas de romper todo contra la pared...

Dani The Girl dijo...

throw awaaaaaaaaay your televisiooooooooonnnn time to make this clean decitionnnn(8)

Enredada dijo...

realmente genial.
Aturdirse de esos mundos que nos aplastan día a día, aturdirse y querer vivir.
mil besos

JLVasconcelos dijo...

Hola Dragón:
Risas, zumbidos, ruidos (como el de tu texto del teléfono) nos tienen cercados.
Silencio, más silencio.

Salutes.

Anónimo dijo...

Lina: Todo contra la pared y que no quede nada, así el hombre va a poder ser original otra vez. Si, a veces yo también lo pienso, pero quiero tanto a mi Pc...

Dani: Eso mismo, ya no más TV.

Enredada: Bueno, la idea es que esos mundos dejen de aturdirnos... por lo menos un rato.

Jlvasconcelos: Estamos rodeados por todas partes, ya no podemos huir. Un pena, una verdadera pena.

Saludos

mikkonoss dijo...

perdon...¿que es un televisor? ah, habla fuerte, no te escucho ¡maldición! son los diarios que rien, y no puedo hacerlos callar...

T (sujeto tácito) dijo...

Tengo una radio que se ríe de mis pavadas, será por eso que todavía no la tiré a la mierda..

Dani The Girl dijo...

*-* no lo puedo creer
aceptaste sin criticas uno de mis comentarios
:D wiiiiiiiiiiiii

Anónimo dijo...

Mikkonoss: Cuando querramos darnos cuenta, hasta nuestra ropa se reirá de nosotros. No quedará sitio alguno en silencio...

T: Suerte la tuya, a mi, gracias a quien sea, se me rompió la tv, y radio no escucho, así que sólo me queda la pc...

Dani: Siempre acepto las críticas que me favorecen, no sé a qué te referis...

Saludos

Daria dijo...

nooooooooooo! La radio noooooo!
La radio es maravillosamente linda!
(Lo de la tele te lo perdono, pero la radio noooooooooooooo!)

Patto dijo...

Te chupan la vida
(y encima te la muerden)

¡ ROMPA TODO !

toda la razón
muy bien +

Anónimo dijo...

Daria: Todo, porque todo infecta la vida del hombre. Incluso la ropa interior

Patto: ¡Rompamos todo! que tengo un pozo en el patio de mi casa y tengo que llenarlo con algo...

Saludos

Barbie Murano dijo...

la radio es una garcha, prefiero la tele. y prefiero la tele de fondo y música de hüsker dü o algo.
el cuento me hizo acordar a algo de Virgilio Piñera. Ta bueno.

Anónimo dijo...

Lo bueno del mundo, Barbie, es que aún existe la libertad de elegir lo que queremos escuchar (o eso nos hace creer) No me parece casual que la misma persona, o grupo, sea dueño de diarios, canales de televisión y radios...

Saudos