Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

viernes, 26 de septiembre de 2008

Aprendizaje

Observaba fijamente la casa, sin apartar los ojos de la construcción, sin distraerse, sin parpadear, sin hacer más que controlar el lugar. Porque sabía que, tarde o temprano, sucedería, y él estaría allí, preparado para lo que debía hacer, con el morral rebosante de útiles que podría necesitar del otro lado y las piernas listas para llevarlo a la carrera.
Las horas pasaban y él continuaba mirando la pared de la casa, esperando, aguardando a que alguien del otro lado se distrajera.
Comenzaban a dolerle los ojos, pero no se daría por vencido porque, eventualmente, sucedería (como terminó haciéndolo).
La pared de la casa comenzó a moverse, en ondas, como si fuera de agua, fluctuando de lugar en lugar.
Cuando lo vio, dándose cuenta que tenía razón y no eran imaginaciones suyas, corrió, con la mayor celeridad que le fue posible, hacia la pared, confiado de su saber.
Tanto corrió que del golpe se del dio contra la pared quedo inconsciente, tirado en la calle, sin que nadie lo viera cometer tal estupidez, pero sabiendo, por fin, que para atravesar las paredes se habían inventado las puertas y las ventanas.


13 comentarios:

Amp dijo...

uhmmm

Wen finde!


Bsus de Amp

Mechi.- dijo...

jajajaja a veces uno tiene esas teorias que necesita comprobar

jlg dijo...

Me sigue impresionando que auqnue te conozco tanto cuando leo algo tuyo veo a otras personas. Creo que eso te hace un buen escritor.
Creo nomas.

=D

jlg

zeta dijo...

Simpático el cuentito :). Regresa cuando quieras, gracias por visitarme. Sigue leyendo y escribiendo, chao.

Dragon de Azucar dijo...

Amp: Gracias, buen fin de semana para tí también.

Mechi: Si teorías... claro, claro...

Jlg: Gracias, la verdad que viniendo de vos significa mucho para mi.

Zeta: ¡Gracias Zeta!

Saludos

El Titán dijo...

O las drogas o algún hipotético sexto sentido o una habilidad mutante...

Dal.- dijo...

A veces uno no termina de entender las cosas hasta que la experimenta en carne propia. Y tal vez el golpe que lo dejó inconciente, era el necesario para ser conciente, ¿no?.
Un punto de vista simplemente...


Saludos Dragón!!!

Dal.-

Lina Masaki dijo...

¡Hermoso!
Así se aprenden las cosas y no de otra manera.
Lina, vuelta de viaje.

Besotes.

Dragon de Azucar dijo...

Titan: Puede ser cualquier cosa, pero siempre hay algo (aunque no se diga)

Dal: Un punto de vista bastante cierto, Dal, puede que haya sido así, no lo sé, yo dejé de mirarlo luego de verlo caer.

Lina: A los golpes, cierto, y que quede cicatriz, que si no los conocimientos no entran.

Saludos

gast7 dijo...

Lo malo de la realidad es que uno puede darse cabezasos constantes contra ella, pero aún no puedes creer que el mundo sea asi.

El paso a la fantasía requiere un paso y ninguna puerta, salvo una ventana para no caer en la locura.

Dragon de Azucar dijo...

Muy ciertas tus palabras Gast7, y un muy acertado análisis de la situación de este pobre niño.

Saludos

JLVasconcelos dijo...

Claro, sólo así pudo aprehender la función esencial de puertas y ventanas.
Nadie experimenta en cabeza ajena.

En su candor está su fuerza.

Te saludo Dragón.

Dragon de Azucar dijo...

Eso mismo, si no lo hacía él nunca lo sabría en realidad, quedaría la duda de si lo dicho era o no parte del mundo.

Saludos