Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 2 de marzo de 2008

Un par de medias y una sonrisa…

Nunca hablaba de sus heridas, y nosotros no le preguntábamos.
Nunca mencionaba si su cabello, alguna vez, había sido diferente al gris.
Nunca nos contaba sobre las lágrimas que derramaran sus ojos.
Nunca dijo nada acerca de risas y diversiones del pasado.
Nunca usaba la palabra ayer, siempre era hoy.
Nunca sugería aspecto alguno de su yo anterior en sus palabras.
Nunca se refería al tiempo antes de conocernos.
Nunca insinuaba nada acerca de su vida amorosa, mucho menos sexual.


Siempre intentaba sonreír, la vi varias veces esforzándose por hacerlo.
Siempre ignoraba las preguntas.
Siempre alguna frase sutil o fútil besaba sus labios.
Siempre estaba dispuesta a divertirse (quizás para que le fuera más fácil olvidar (¿olvidar qué?)).
Siempre tenía razones para mirar las estrellas fugaces en silencio.
Siempre temía que cuestionáramos alguna de sus decisiones, pero nunca pasó.
Siempre estaba alerta para oír todo lo que sucedía a su alrededor.
Siempre pensamos que escondía algo…


Sobretodo porque se pasaba todo el tiempo hablando de sus preciosas medias de rombos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

:)

pfunkie dijo...

A veces hay cargas emocionales que pensas que juegan en contra y no te traicionan !

T (sujeto tácito) dijo...

sin comentarios.