Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 21 de febrero de 2010

Turismo

—Y dentro de ésta habitación —dijo el guía turístico—, podremos ver el arma más terrible jamás desarrollada por la humanidad.
Sin decir más, abrió la puerta.
Nos decepcionamos un poco bastante, porque lo único que encontramos allí dentro fue un gran botón negro, empotrado en un pedestal frente a una pantalla apagada.
El resto de la sala estaba vacía. Ni una mota de polvo, nada.
—Esto es ridículo —escuché decir a alguien.
—Perdón —dije—. ¿Qué se supone que estamos viendo?
—Eso —respondió el guía—. Es el arma definitiva desarrollada en éste macabro sitio.
—¿Un simple botón?
—Pero no es cualquier botón. Éste botón estaba conectado a un generador Piking de once mil megahertz…
Dejó la frase en suspenso disfrutando de la incredulidad que inundaba los rostros del grupo.
—Pero eso… —comenzó a decir alguien del fondo.
—Hubiera aniquilado la fertilidad femenina en todo el planeta, si. Y con esto, la capacidad de perpetuarse de nuestra raza.
—Imposible…
—Aburrido.
—Recuerden que, por varias generaciones, éste edificio fue un símbolo ineludible del terror. Por cosas como las mazmorras secretas que vimos al comienzo del recorrido, en los sótanos, y por éste tipo de cosas —dijo señalando el botón.
—¿Qué sucedió con el generador?
—Fue desmantelado, claro. Luego de la desfronterización de los años treinta de nuestra era.
—¿Nunca fue utilizado?
—Por suerte, no. La locura fue detenida a tiempo, la carrera por la destrucción se detuvo y se recuperó algo del sentido común.
—Algo, no todo.
—Lamentablemente, si.
Observamos en silencio la fría sala iluminada por las palabras que acabábamos de escuchar.
Al poco tiempo, el guía consultó su reloj y dijo:
—Si no tienen ninguna pregunta, el recorrido termina aquí —Nadie dijo nada.
Volvimos por los mismos pasillos y salimos al exterior, al descampado.
Miré alrededor, a la gente que me acompañaba y al sombrío edificio prácticamente vacío, gris, monótono y con cinco caras a punto de ser desmanteladas pensando en las generaciones pasadas que mencionara el guía, y cómo el terror puede tomar cualquier forma.

10 comentarios:

Pezogro dijo...

Lo´parió.Me gustó este texto.

tb creo que es importante leer y como dijo el amigo Isaac Asimov "ejercitar la propia mente significa aguzar lo mas humano que posee el ser humano"

Joe dijo...

Estas viendo Lost, no me digas nada.

Yo lo llamaría a tu libro de cuentos "Esto nunca se publicara! (Cuanto gratuitos para un blog)"

Después hablamos de "lo otro".

jlg

Geraldine, dijo...

la humanidad se autoaniquila sola...todos tenemos un botón del fin en la espalda y siempre hay alguien que corre a otro para tocárselo.

Patto dijo...

Muy buena!!!
Lo único que me parece que rompió la magia, por decir algo fue la aclaración "de nuestra era", cuando se refiere a la desmantelación de los años 30.
Es como obvio que la numeración se refiere a la Era en la cual están viviendo, sólo se agregaría una aclaración al número de año si perteneciera a otra Era.
¿Vos qué pensás?

salutes!

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Me gustó, intrigante, aterrador si se pulsa... se si acaba así...
Un beso.
LADY JONES

Druida de noche dijo...

Yo vivi, para la mala suerte de mi alma, frente a un edificio asi (donde dictaduras veloces se comian despacio el cuerpo de los pensadores)...

Muy bueno tu texto.

abrazo
Druida.

jota pe dijo...

-- algun dia le haran su museo a Bush? Espero el guia de turistas no sea Obama, saludos maestro Dragon

Antonio dijo...

Todos andamos con un botón negro en el interior, el del miedo, la paranoia, la represión y un largo etc.
Un saludo

Dragon de Azucar dijo...

Pezogro: Gracias. La parte de 'humano' dentro del 'ser' es lo más importante que tenemos. Y, poco a poco nos están obligando a dejarlo de lado. ¿cómo? Volviéndonos un poco más autómatas día a día.

Joe: No, no veo esa serie. No veo TV, ni dvd ni div-x. No veo nada, me concentro en mí mismo, tanto que un día de estos terminaré por desaprecer. El nombre es buena idea.

Geraldine: ¿En la espalda? Yo lo ubicaría un poco más abajo...

Patto: LOs libros de historia que no quieren usar el término 'después de cristo' dicen 'de nuestra era', por eso utilizo ese término. Sé que suena chocante, pero la idea era confundir al lector. Porque, entonces, ¿cuántas eras pasaron?

Un Saxofonista en mi salón azul: De alguna manera todos terminaremos en el mismo sitio. Espero que sea glamorosamente.

Druida de Noche: Ese debió de ser una época muy mala para el alma de cualquiera. La libertad es el unico bien con el que nacemos, y debe ser el último que perdemos, no el primero.

Jota Pe: Esa sería una ironía muy poderosa...

Antonio: Miedo, madre de todos los males, más que nada.

Saludos a tod@s

Patto dijo...

Hmmm para mí una.
Pero eso, nunca lo sabremos, no?
;P