Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

jueves, 6 de noviembre de 2008

Habla conmigo


Veo un cuervo por la ventana de la habitación; se mantiene estático en el aire, no está apoyado en nada más que en el vacío del otro lado del sucio vidrio. Me observa con sus vacuos ojos; me observa porque, estoy seguro, sabe algo; algo que no recuerdo siquiera haber sabido alguna vez, y me persigue con su pico acusador, con sus ojos descubridores de secretos, con sus plumas cargadas del pesado y negro oprobio.
Me remuevo en la cama, entre las mantas y el frío del marmóreo suelo sobre el que me encuentro.
Sigue mirándome.
Extiendo mi brazo tanteando en vano buscando algo que no está allí.
Me mira.
Lo miro.
No se mueve.
Oculto mi brazo bajo las mantas; hace frío allí. Más del que debería sentir.
Me observa.
Lo observo.
Lentamente, moviéndose como en una vieja película a la que le faltan segmentos enteros para comprender las secuencias, se coloca junto al vidrio. Golpea una y otra vez con su pico hasta que logra astillarlo; continúa picoteando hasta abrir un hueco y, una vez logrado, agrandarlo lo suficiente para introducir en él la mitad de su cabeza.
Me oculto bajo las mantas, viene por mis ojos, lo sé. Ningún cuervo resiste la tentación de picotear ojos. Entonces, desde mi improvisado escondite, lo escucho. Su voz está formada por ecos antiguos.
Soy más de lo que Poe escribió.
Dice.
Y desaparece.
Parpadeo y miro hacia la ventana luego de asegurarme de que el cuerpo ya no está allí. Tras el vidrio sano, el frío amanecer comienza a despejar la bruma.

13 comentarios:

zeta dijo...

En realidad debemos definir algunas cosas. El hecho de que al exterior de nosotros ocurra algo no significa necesariamente que pueda considerarse eso como vida, no tan así, en nuestra cabeza también se da una vida paralela que no responde a tiempo y nada, donde aplicamos nuestras capacidades mentales. Te recomiendo Gasset, es un buen autor que habla del tema. Suerte.

zeta dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja. Justo iba a mencionar al Poe, se me adelantó. Y claro, el cuervo es más que eso. Saludos...

mikkonoss dijo...

y paradógicamente, el por que, claramente escrito estaba en "...a quaint and curious volume of forgotten lore,..."
["...extraño y curioso tomo sobre el saber olvidado,..."]

JLVasconcelos dijo...

Impactante, D:

Pesadilla angustiosa. El enorme pico horadando la noche.
La ventana golpeada, finalmente sana y salva. El durmiente también, pero estremecido.
A Don Edgar le habría gustado.

Me latió mucho.
Saludos.

Patto dijo...

Me latió como con Poe...

Barbie Murano dijo...

Los cuervos son hermosos y tu relato les hace justicia.
saludos.

El Titán dijo...

never more...never more for ever and ever....

checly dijo...

Tremebundo!

Mechi.- dijo...

claro que un cuervo es..o mas bien representa mucho

beso!

Anónimo dijo...

Zeta: Tienes razón, pero las mismas cosas pueden verse de opticas diferentes y no por eso una deba ser, necesariamente, falsa.

Mikkonoss: Si, muy bien, pero ¿y el cuervo dónde quedó?

Jlacasconcelos: Gracias. Leí mucho de Poe ultimamente, tal vez haya influenciado es este sueño.

Patto: A mi también

Barbie: Son los únicos animales que sabes que no te van a engañar, ni cambiar, por un plato de comida.

Titán: And ever... and ever.

Checly: Gracias, lo tomo como un cumplido (¿?)

Mechi: ¿Por ejemplo? no te quedes ahí...

Saludos

Enredada dijo...

Terrorífico....
besotes!

Dal.- dijo...

Dragón: Me gusta mucho como escrbís, creo que no te lo había dicho.

Saludos,
Dal.-

Anónimo dijo...

Enredada: Imaginate que yo lo soñé, a mi me resultó bastante perturbador y motivador.

Dal: Bueno, gracias.

Saludos