Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 12 de noviembre de 2017

Sueños Breves #05

El cielo estaba lleno de nubes; no como si se tratara de una tormenta, de esas nubes que se forman y se van al poco tiempo, sino nubes que tenían la intención de quedarse allí para siempre. Sin embargo, por alguna razón, el sol continuaba iluminando la ciudad.
            Repetíamos nuestras rutinas como si nada, como si fuera lo más normal del mundo que el cielo hubiera desaparecido detrás de ese manto de blancura que no parecía ser tan malo, ni tan preocupante. Si siquiera peligroso.
            Lo peligroso eran esas personas que, hartos de la humedad y la artralgia disparan a las nubes con armas de diferentes calibres en cada esquina. El resto de nosotros seguimos adelante esperando al momento en que comience definitivamente la lluvia, porque se sabe que cuando finalmente comience a llover, lo hará por siempre. O, en cambio, si se despeja el cielo, nada nos salvará de la peor sequía conocida (o tal vez producida) por el hombre.

7 comentarios:

José A. García dijo...

Terrible era la humedad en ese lugar.

Saludos,

J.

la MaLquEridA dijo...

En algunos lugares de larga sequía en este pais los agricultores disparan a las nubes para hacer llover.
En cualquier caso los climas extremos son la muerte.


Un saludo José

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Que llueva!

Amapola Azzul dijo...

Ya sequía ya está aquí.
Da miedo.

Besos.

ოᕱᏒᎥꂅ dijo...

porque no nos queda más remedio que seguir.... porque quizá seamos unos cobardes
besos

Frodo dijo...

Muy buena etiqueta, me gusta la idea de contar sueños breves.
Este sueño me hizo pensar en los graniceros o hacedores de lluvia

Abrazo!

ოᕱᏒᎥꂅ dijo...

esperando como agua de mayo.. y tan necesaria, ojalá llegue pronto
un beso