Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

sábado, 16 de agosto de 2014

Leones

Era un león. Estaba seguro de ello; aún cuando hiciera tanto tiempo en que los rumores anunciaran el fin de dicha familia de felinos. Porque era sabido que un rumor se compone de un cierto porcentaje de verdad y otro de mentira que, si se mezclan de manera adecuada, se ligan de tal forma que sus componentes aparentan ser una unidad legítima en su totalidad, y que nadie sea capaz de regresarlos a sus componentes originales.
            Es decir, cuando se forja un rumor, si se lo ha hecho con las artes adecuadas de un buen fabulista, nadie, ni siquiera los implicados en el mismo, puede distinguir dónde termina la verdad y comienza la mentira. Y viceversa.
            En el mundo hay infinidad de rumores, de todo tipo, de todo género, pero (muy) de vez en cuando, alguno de ellos cae, se desvanece, muestra que sus componentes en verdad nunca estuvieron lo suficientemente cohesionados como para que la fantasía que encerraban en su interior formara parte de la realidad.
            Por eso sabía que, lo que estaba mirando de frente, era un león, quizá de papel en una vieja lámina de una antigua enciclopedia, pero era suficiente para resquebrajar la realidad. Para mostrar que el mundo era un cúmulo de verdades a medias y mentiras enteras. Ahora lo sabía, antes no.
            El que el león, majestuoso en su ferocidad y sus colores, le guiñeada el ojo desde la lámina e imitara una sonrisa humana, no lo volvía menos real de lo que alguna vez fuera en libertad.


Éste pequeño amigo se encuentra en Lucerne, Suiza.

6 comentarios:

Martha Barnes dijo...

Querido amigo,El león de Lucerna )Suiza)me impresionó tanto ,como cuando lo vi personalmente!!!Bien ilustrada la narración, Martha




,

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Los rumores suelen reforzarse con el rumor de que hay una conspiración para ocultar la verdad.
Los leones parecen que van a seguir como especie.

la MaLquEridA dijo...

Las verdades son rumores repetidos, dicen a mi no me lo creas.

El Titán dijo...

Fah como siempre...le debo/ me debe algo...

taty dijo...

El rumor de una imagen hecha palabras.

Fabuloso, en todo el sentido.

Abrazos!

José A. García dijo...

Martha: Cierto, causa impresión el ver semejante obra de arte en un sitio como ese.

Demiurgo: Por algo la gente prefiere creer en los rumores antes que en la verdad.

Malquerida: Te tomo la palabra entonces.

Tita: Hablamos, hablamos, hay que cumplir.

Taty: Gracias por el comentario, es bueno verte otra vez por aquí.

Saludos

J.