Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

jueves, 11 de julio de 2013

Conjunción

El tiempo, ese inexistente y eterno opresor, a quien hemos nombrado encargado de nuestros encierros en ésta mal llamada vida, en realidad, no es quien pensamos que es.
Porque el tiempo carece de entidad, el tiempo no es hasta que comenzamos a temerle con la insistencia que caracteriza nuestra vejez.
Pasar de una etapa a la siguiente no significa que el tiempo avance con el único fin de devorarnos en la negrura de la muerte; al contrario, significa que nuestros cuerpos saben más sobre nosotros que nosotros mismos.
El tiempo, el espacio, y su conjugación, son términos relativos. El tiempo puede hacerse añicos con sólo dejar de pensar en él. Y podemos detener el mundo si nos ponemos de acuerdo en nunca dejar de movernos.
Pero aún quedan muchos inconscientes qué convencer para lograrlo.

4 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es tiempo dicen que es algo muy real, la cuarta dimensión del espacio-tiempo.
Es entendible que ne los mitos griegos lo haya personificado como alguien tan nefasto como Cronos. Derrotado por sus hijos inmortales.
Pero nada se podria hacer sin el tiempo.

Esilleviana dijo...

"El ser humano se vale de los sentidos para valorar el tiempo, según señala un trabajo que se publica en el último número de Current Biology. Un grupo del Colegio Universitario de Londres, en Inglaterra, sugiere que la percepción del tiempo no sólo se produce por medio de un reloj interno."

Todos los sensores de nuestro cuerpo nos advierten del tiempo que nos queda, de cómo va la maquinaria...

Un abrazo :)

Miss Love dijo...

Existen esos momentos donde no interesa el tiempo ni el lugar y que son tan increíbles que queremos parar todo y vivir eternamente eso...
Pero hay otros que sin el tiempo seria como perpetuar el dolor así que encontrar el balance entre detener el tiempo en esos lugares que nos hacen tan feliz y acelerarlo cuando no lo somos tanto es necesario.
A veces enemigo a veces un aliado ;)

José A. García dijo...

Demirugo: Cierto, Cronos, el tiempo, es el gran derrotado por los inmortales, pero, al final, ¿quién triunfó sobre quién?

Esilleviana: El hambre, la sed, el sueño, las necesidades fisiológicas, ponele el nombre que quieras, pero nunca reloj biológico, eso nos señala como máquinas que, en realidad, no somos.

Miss Love: Como cuando se dice un 'segundo eterno' que suena hasta casi paradójico.

Saludos a tod@s.

J.