Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

martes, 5 de febrero de 2013

Cobardes


La estirpe de los cobardes no morirá jamás, fue lo último que escuché aquella noche. O tal vez me lo estoy inventando, no importa. Con semejante frase arquetípica, cualquier cosa es digna de ser iniciada.
   Una masacre.
   Un holocausto.
   Un coito interrumpido mil veces.
   Una falsa democracia republicana.
   La civilización islámica oriental.
   Todo.
   Nada.
   Tengo la punta del lápiz bien afilada, siento las manos ansiosas de inventar palabras, y sé que, si me falta papel, siempre puedo escribir sobre mi cuerpo.

10 comentarios:

José A. García dijo...

La tinta siempre se ha llevado bien con mi piel...

Saludos y Suerte

J.

Felipe Mejia Medina dijo...

Pues lo más notable es que sea una estirpe. Hay un vínculo, un árbol al que todos pertenecemos. Eso me hace sentir menos cobarde.

Corto pero sabroso, te digo.

¡Un abrazo!

F:
http://mistavilteka.blogspot.com

Brian Janchez dijo...

Claro. Eso pense el otro dia.
brian.

Maku dijo...

Aprovechando el tópico.. te mande un mail con respecto al tema escribir, Saludos!

Maku dijo...

Hablando de escribir, te mandé un mail con una consulta sobre el tema. Muy bueno lo tuyo, como siempre. Saludos!

Sole dijo...

Simplemente dan ganas de creatividad.
Un abrazo grande y mis felicitaciones.

Manco Cretino dijo...

Muy bien! Eso es de machos!
- Tener la punta bien afilada... es de macho!
- Sentir las manos ansiosas de inventar palabras... es de macho!
- Si te falta papel, escribir sobre tu cuerpo... es... bue' qué se yo, todo esto es muy raro jajajaja (te la remé hasta donde pude, loco)

efa dijo...

sí, y si falta tinta ya sabemos qué sigue.

Salud!

Alejo Z. dijo...

Buena medida en tiempos que se pretende cortar las puntas de los lápices. Toda idea para contrarestar esa estirpe, es el pretexto ideal -para quienes ocupen uno- para escribir con valor.
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

Una frase ideal y modelo a seguir: el escritor tiene el poder de inventar y crear todo lo que se proponga :))

un abrazo