Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

lunes, 21 de enero de 2013

Quién era el muerto


Tardé un tiempo en darme cuenta de lo que significaban sus palabras, oscuras, crípticas, como el delirio de una mente agonizante y un cuerpo corrompido por la enfermedad y, tal vez, la demencia.
   Entiendo que, según los médicos, fue su último atisbo de lucidez; porque finalizada mi visita, ya no volvió en sí. Su mente se deterioró, su cuerpo lo traicionó y sus amigos lo abandonaron. Me expulsó de sus últimos suspiros para que no lo viera sufrir, mas sus palabras no dejaron de repetirse en mi memoria.
   Murió, como punto final ineludible. Imposible de negar. ¿Para qué hacerlo? Sufrió, vivió, sufrió, murió. Resumirlo de ésta forma tan breve es mejor que rememorarlo con cada detalle.
   Los días transcurrieron, comenzaron a llegar las necrologías, las semblanzas, las cartas de lectores, las anécdotas mal contadas, y un sinfín de tinta y palabras mal utilizadas, como sabíamos que ocurriría.
   Las leí a todas, una por una, como un ejercicio de masoquismo, si, para liberar algún demonio, tal vez.
   O algún recuerdo.
   Tal vez sus últimas palabras, que ahora reverberan con más fuerzas en mi memoria vacía.
  —Dirán muchas cosas sobre mi vida —susurró desde su cama mirándome con el único ojo que aún le respondía, sin sonreír, apenas moviendo los labios—, pero nunca hablarán de mí.
   Suspiró y me despidió con un gesto que no comprendimos ni el médico ni yo mismo. Pero sabía que tenía razón, como siempre que hablaba sobre los demás.

6 comentarios:

ALA_STRANGE dijo...

con especto a tu pregunta. Aun no comenzo la distribución de RARITIES. Si queres puedo enviarte el PDF por mail.

gracias x el interés

ALA_STRANGE dijo...

ok, te aviso

Manco Cretino dijo...

Y murió... como se muere todo el mundo. Y se habló de él, como se habla de todo el mundo: ¡sin saber!
Escribe sin saber... Manco Cretino

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No todos los personajes pueden ser protagonistas. A algunas les toca ser una anecdota secundaria en la historia.

Esilleviana dijo...

Entonces... somos lo que hacemos y decimos, quizá ésa es la imagen que guardamos de los demás: los recordamos según sus actos.

Un abrazo

ALA_STRANGE dijo...

RARITIES se consigue en Librería La Libre. Bolivar 646 SAn Telmo, Ciudad de Buenos Aires. ( Los lunes esta cerrada al librería)

Con respecto a tu libro podes llevarlo a la presentacion de Rarities ( fecha a confirmar) y ahí te lo cambio por uno de mis libros. :)
Saludos