Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

domingo, 13 de noviembre de 2011

Leyenda

Nació para convertirse en una leyenda. Por supuesto que sí. Los presagios que marcaron su nacer y crecer, así lo señalaron; casi que a cada paso de su vida, sin que otra cosa pudiera hacer. Sin que otra cosa quisiera hacer.
Su primer juguete fue un viejo alfanje, el primer juego que inventó fue la guerra. No tuvo amigos, sólo seres monstruosos, animales mitológicos y endriagos asquerosos que derrotar. Y a todos los venció a su debido tiempo.
Hizo de su adolescencia una epopeya, y de su juventud una historia épica digna de ser recordara, tal y como sabía que debía ser. Cada nuevo día era un capítulo para agregar a esa trama de hechos y deseos inigualables.
Su brazo fue el más fuerte, sus pies los más ligeros, su pene el más erecto, su cabello el más lacio, su reloj el mas exacto.
Su perfección era proverbial.
Estaba listo para que los rapsodas comenzaran su tarea de rememorarlo.
Pero fue incapaz de encontrar alguien digno de tal labor. Quien sabía versificar no sabía rimar; quien sabía rimar no recordaba los detalles, y muy pocos, casi ninguno, podía tocar la lira para acompañar sus palabras.
Los años se acercaban a su fin, sus sienes se llenaban de nieve poco a poco, como el invierno que teme llegar pero que día tras día se sabe más cerca.
Preso de la desesperación, en un aniversario de su natalicio que a veces recordaba, hundió un hierro candente en sus ojos, vendó sus heridas con un trozo de lienzo cualquiera, tomó una vieja lira y un cayado, y se internó en los caminos.
Las últimas personas que se cruzaron en su camino dicen que le escucharon decir: ‘’Canta, oh Musa, la cólera del pélida…’’

13 comentarios:

José A. García dijo...

Bienvenidos al porteo número 400 de Proyecto Azúcar.

En breve comenzarán los festejos.

Están todos invitados.

Saludos y Suerte,

El Administrador,

J.

Cita dijo...

Me gusta este rincón, sabes por qué? porque nunca acabo de pilarle el rollo...
Llevaba tiempo sin pasar (ni por este ni por ninguno) y este es uno de los que mas ganas tenía de ver como andaba... y sigue igual... desconcertante para mi
Besos
Cita

Martha Barnes dijo...

En este mundo un ser absolutamente perfecto no tiene lugar... Saludos Martha

Martha Barnes dijo...

"La perfección no pertenece a nuestro planeta tierra".., Por lo tanto ,el personaje está absolutamente solo.
Saludos Martha

David C. dijo...

Sabía lo que acontecería.

Esilleviana dijo...

enhorabuena por tus 400 post... madre miá!! yo solo llevo algo más de 100 jaja.

escribir sobre nosotros, el pasado, algunas de nuestras virtudes es algo arrogante y engreído?? jaja.
bueno... lo importante es escribir, el tema no es tan fundamental o sí??

un abrazo buen escritor.

eMiLiA dijo...

Uff, IN-ME-JO-RA-BLE.

De lo que más me ha gustado (por mucho) en este blog.

Felices 400.

:)

Abrazo.

mikkonoss dijo...

"...y así celebraron las honras de Héctor, domador de caballos."

De tal forma, que no ve, el rehen, inició su propio periplo hacia la isla de Ios.

RECOMENZAR dijo...

Aunque no entiendo mucho.. me desconciertan tus palabras.... me gustan ...me siento bien ...aqui
saludos

José A. García dijo...

'’Canta, oh Musa, la cólera del pélida…’’

Es es primer verso de la Iliada, que cuenta la historia de la cólera de Aquiles y termina con los funerales de Héctor.

El personaje de éste cuento nació siendo Aquiles, pero decidió morir siendo Homero...

Saludos a tod@s, y gracias por sus comentarios.

J.

mikkonoss dijo...

"...y así celebraron las honras de Héctor, domador de caballos."

(El último verso de la Ilíada)

"que no ve", "el rehen" ('Homaros', 'ho me horon') dos posibles origenes etimológicos de de "Homero"

Ios, la isla donde Homero murió.

efa dijo...

Seré reiterativo, Mis encomios por los 400, es realmente un logro, por la constancia y el estro.

Siempre disfruté de los textos con referencias "librescas" como decía JLB.

Aplaudo la transformación Homeriana.

lluvia azul dijo...

Es un texto bien articulado, donde se parodia aquella perfección que los griegos lucharon por alcanzar y cuyo intento es admirable. Saluds.