Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

domingo, 25 de octubre de 2009

De cómo nació el universo y afines

Primero existió una roca, grande, poderosa, monolítica. Hasta que decidió estallar y ocupar el vacío de la nada con sus hijos. Cada hijo era menor, más débil, y pequeño que la roca madre, y propenso a la putrefacción de la vida.
Destilaban agua y desechos, génesis y final.
Y cuando el imperturbable tiempo aniquiló cada roca, cuando sólo las creaciones menores conservaban su conciencia, y los recuerdos se dilataban en pesadas meditaciones sin fundamento, comenzó el reinado del agua y las lluvias.

17 comentarios:

Dulce Daniela dijo...

El Reino de Dani, todos los días lluvia :D

Antonio dijo...

Interesante forma de explicar la génesis del cosmo y de la vida...
Un saludo

SIL dijo...

Y al salvarse Noé, comenzó todo de nuevo ???
Me refiero a las creaciones menores con su mínima conciencia y meditaciones sin fundamento...

Buenísimo, Dragón.

Mechi.- dijo...

La lluvia siempre tuvo algo que me gusta y algo que detesto... y ahora estoy dudando cuánto de cada cosa..

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

¡Qué curioso! no? Llegué buscando ese azúcar y me diluí...
LADY JONES
Voy a seguir investigándote, o sea, leyéndote.
Un beso.

Carito dijo...

hoa. recién ahora veo tu comentario en el blog. qué colgada...
lindo texto de génesis. cuando era chica pensaba que dios era una roca gigante pero leve, sin densidad.
si estás en la plata estás invitado al ciclo de cine.. lo organizamos con unas amigas en la facu de humanidades... ya pondré el afichito de la próxima peli. saludos!

Carito dijo...

qué bueno!

El Titán dijo...

me encantan las cosmogonias...
y esta es interesante...
por que es il{ogica, como todas las cosmogonias....
un abrazo...

Mayricienta dijo...

Y después del agua y de las lluvias llegamos los seres “racionales” a echar a perder todo el asunto. Después de eso, la roca volvió a creas a las rocas menores, para comenzar un nuevo trabajo, ésta vez con seres pensantes, que en armonía y en conjunto formaran un mundo mejor.
Puro sueño!!!

Por cierto y a propósito de la caña, acá en México ya casi es día de muertos, acostumbramos llevar a nuestros difuntos caña, entre otras cosas.
n.n

andreita dijo...

Lindo escrito para mostrarle a un par de entes esclesiasticos, eh!!!

(:

Besitos!

j carlos dijo...

como molestan las piedrítas en el zapato ,ahora les tendré mas consideración
un abrazo

l.e.linsay dijo...

hola somos TIPEX y LINSAY, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir, las reglas las encontraras en una de las entradas.
Te esperamos en http://corazonsimple.blogspot.com/
Un saludo.

oenlao dijo...

el poema del big bang.

Dragon de Azucar dijo...

Dulce Daniela: ¿Mala suerte ultimamente?

Antonio: Gracias, debería haber más textos como estas para que cada uno pueda escoger el que más le apetezca, y que no le sea impuesto uno ajeno.

Sil: Gracias a las creaciones menores existe el universo. No lo dudes.

Mechi: Dudar es bueno, lo establecido y definitivo se muere.

Un saxofonista: Gracias, nos leemos.

Carito: Lamentablemente no estoy en esa ciudad, y los ciclos de cine siempre me interesan. Seguimos leyéndonos.

Titán: ¿De lo ilógico nacerá la perfección?

Mayricienta: El ciclo del eterno retorno, todo nace, vive y perece. Y renace. Suerte con el día de los muertos, aquí también lo conocemos.

Andreita: Puede ser... puede ser...

J Carlos: Incluso los objetos más pequeños tienen su valor.

I. E. Linsay: Gracias por la invitación. Voy a darme una vuelta por allá.

Oenlao: Algo así, pero sin darle esa etiqueta.

Saludos

Hombre de Neanderthal dijo...

Qué interesante, luego empezó el reinado del homo ¿sapiens?...

malthus dijo...

me aburro josé me aburro.

Dragon de Azucar dijo...

Hombre de Neanderthal: Puede ser, el tema es que a esa altura, la historia dejó de interesarme.

Malthus: ¿Probaste con un yogurt?

Saludos