Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

lunes, 9 de febrero de 2009

Esfera

-¿Es esta? – pregunté.
- Si. ¿No es preciosa? Es una esfera indestructible.
- Parece de vidrio. ¿Para qué sirve?
- Sirve para guardar sueños, anhelos, deseos, pensamientos, ondas alfa, imágenes del recuerdo, historias nunca escritas, cosas por suceder… de todo.
- Cosas intangibles – dije –. ¿Dónde la conseguiste? ¿Te costó mucho?
- La compré en mi último viaje a Fez, y sabes que nunca hablo de lo que gasto. Es la última tecnología de almacenamiento. No consume energía, no se desgasta, no le pasa nada, nunca. Me lo aseguró el vendedor.
-¿Puedo sostenerla? – dije extendiendo la mano.
- Por supuesto – me respondió extendiendo la suya con la esfera entre los dedos.
Cuando la dejó caer (porque él nunca tocaba a otra persona), retiré mi mano.
La esfera se volvió añicos contra el suelo.
- Te dije que era de vidrio.
-NOOOOoooooo! – gritó él.
- Eso te pasa por creerle a un vendedor de ilusiones.

18 comentarios:

Manco Cretino dijo...

Hey!
Acaso no es esta una lectura de las innumerables bolas (si, bolas!) que nos tragamos a diario?
Tal vez en mi criollo básico he roido su excelente prosa, pero juro ante los Santos Evangelistas de mi pueblo que me ha gustao, che!
Admirando... Manco Cretino

Humanoide dijo...

el personaje que le demuestra al otro que estaba equivocado, es un soberbio. Aunque tenga razón, no es de caballeros decirlo. Todo aqué que dice: "Viste que yo tenía razón", después de demostrar que, efectivamente tenía razón, pertenece a una categoría de personas que JAMAS querría tener de amigos.

Un saludo.

T (sujeto táctico) dijo...

Mirá, siendo indio a la primera me cambiaron el oro por piedritas, eran lindas, yoquesé.. A la segunda querían más oro que antes; pero yo ya tenía mis piedritas, cosa que no entendieron.. A la tercera me mandaron a buscar el oro a las patadas sin piedritas ni qué ocho cuartos..

A la cuarta me hice caníbal; que conste.

Un día salio el sol dijo...

Tengo que admitir que no lo entendi, jaja!, es la primera vez que entro, podrías explicarme el gusto por el azúcar que tienes??

saludos, muy buen blog.

Mechi.- dijo...

Casi quiero comprar una... pero gracias por la advertencia :P

L. dijo...

"Yo sabía que algo en común teníamos nosotros dos. De otro modo no se entiende que nos llevemos tan bien.

Pero que no se entere L."

Igual ya lo tenía asumido. (Muy triste mi situación)

Saludos :)

mikkonoss dijo...

Los sueños, los anhelos y deseos, pensamientos... lo sucedido y por suceder, todo lo que comprendemos o sentimos, es tan frágil sin la fuerza del corazón y las manos que nos sostienen...

La otra parte de mí dijo...

quiero ambas cosas..la esfera y el vendedor..

Anartista dijo...

hay manos destructoras que destruyen otras manos que tratan de no destruir pero no lo logran. y asi vamos.

te saludo desde la mia.

K@ri.- dijo...

me paso lo mismo que Mechi.. casi queria comprarlo... para guardarlo en mi nunca jamas... pero... es tan cierto... cuantas veces compre de esas bolas!!!!
y vuelvo a hacerlo...
buuuu
besos...

las intercesoras dijo...

Muchas bolas se caen, se destrozan
las hace eso tan especiales?
la fragilidad de su materia es proporcional a la calidad de su esencia?
Siempre nos venden, acaso nosotros no somos quien compramos?

serafin p g dijo...

es entendible que se rompa, ya que de seguro estaba vacía, tal vez lo que hace que no le pase nada es el contenido que adquiere con el uso. Sin su contenido, es una simple bola de cristal

saludos

El Titán dijo...

si si si...eso es por confiar en los mercaderes...
excelente texto...

Dragon de Azucar dijo...

Manco: Seguramente, estamos acostumbrados a leer tantos sin sentidos que uno más no le hace mal a nadie.

Humanoide: ¿Pero acaso no somos todos un poco sobrebios? ¿No serías amigo ni de ti mismo?

T: Los caníbales la pasan mejor. Sabelo.

Un dia salió el sol: El azúcar es la excusa, lo demás viene sólo. Y no siempre hay razones para lo que sucede en éste blog. Bienvenida.

Mechi: Espero que dejes de comprarle a ese vendedor a mi me arruinó varios proyectos ya.

L.: Si, triste, pero es lo que hay. A no quejarse.

Mikkonoss: ah, ¿por eso se rompió? Porque tampoco entiendo....

La otra parte de mi: ¿y qué harías con ellos?

Anartista: No sé si culpar a las manos cuando los responsables son los dueños de las mismas...

K@ri: Dicen en la selva que la única bestia que tropieza dos veces con la misma piedra es el hombre... ¿tendrán razón?

Las intercesoras: Si, nosotros compramos, pero no hay oferta sin demanda.

Serafin: Nunca lo sabremos, pero es posible, muy posible.

Titán: Los mercaderes tienen la culpa de todos los males del hombre, desde las caries a la bomba atómica. ¡Hay que deshacerse de ellos!

Saludos

Luna dijo...

No seremos nosotros los frágiles, los incapaces de guardar cosas intangibles?

Saludos

mikkonoss dijo...

Debemos sostener y no dejar caer los sueños, anhelos, y todo lo que somos capaces de percibir, como a la esfera. La esfera somos nosotros. Vacíos de sueños y anhelos, caemos, y nos rompemos, si no nos sostienen.

JLVasconcelos dijo...

D:
Esas esferas contenedoras de todo lo posible y lo imposible y esos mercaderes de sueños nunca podràn estar lejos los unos de los otros, ¡y los demás?
Me gustó.

Dragon de Azucar dijo...

Luna: Puede ser que si, pero preferimos dejarles esa tarea a las cosas materiales, así las podemos culpar cuando sucede algo como lo escrito.

Mikkonoss: Es una reflexión muy profunda la tuya. Habría que ver cuánta gente está dispuesta a aceptarla.

JLVasconcelos: Gracias, creo haber reflejado un aspecto de la vida en que solemos pensar muy poco.

Saludos