Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero, principalmente, a mí mismo.
...

domingo, 26 de octubre de 2008

Paris

Podía ver toda la ciudad, techos y antenas, el cableado y, un poco más abajo, la mugre acumulándose en los rincones. Desde allí arriba era una ciudad cualquiera, sin importancia, sin características particulares, pero sabía dónde me encontraba. No lo dudaba.
Gente pasaba junto a mí, abría sus alas y echaba a volar hacia el sol, como Ícaros obsesivos. Decían algo antes de partir, en voz baja, inaudible, un hechizo secreto de purificación y altura.
Había olvidado las palabras, nadie iba a decírmelas, sólo pasaban junto a mí para despedirse, en una sucesión sin fin de rostros que desaparecen en las nubes amarillas y el cielo verdiblanco.
Quería volar, quería irme, hundirme en los cúmulos de nubes, acompañado por mis alas, pero no recordaba las palabras. Y lo único que podía hacer era verlos partir.
- Siempre alguien se va – sé que dije en voz alta.
Nadie me respondió.

17 comentarios:

zeta dijo...

Exacto, es lo lógico, allá las cosas están para la cuerda, o sea malas, lo que les queda es traficar, con todos los riesgos que implica, como el que pasó, el del derrumbe. Cosas de la vida que pasan por todos lados. Suerte.

Linda historia, me gustá la idea, tal vez la use, aunque me acabo de recordar que tengo una pendiente, en realidad, mucho, adiós.

Enredada dijo...

Bella historía. Y si... siempre alguien se va, y otro llega.
besos

Lulu dijo...

ay
no sabes lo mucho que me llego lo que escribiste
muy grato :)

Mechi.- dijo...

En mi caso, intercalo entre ser la que se va y ser la que se queda... la primera es un poco mas facil, pero siempre es triste...

sera que hay que acostumbrarse a que es asi hasta que alguien invente la maquina teletransportadora de living a living :P

que bueno que seria...

Patto dijo...

¿Por qué no te las iban a decir?

Malditos bastardos... muy angelicales y brillantes, pero terminaron siendo unos forr*s después de todo.

checly dijo...

uh, què flash. Me transportò a un mundo bilalesco. me encantò.

Anartista dijo...

y nunca aprendemos a acostumbrarnos de las despedidas...

checly dijo...

´Buenísimo!me transportó a un mundo Bilalesco.

Dal.- dijo...

Nadie le respondió, pero seguramente más de uno lo escuchó, al menos eso creo...

Pero siempre alguien llega también, es el devenir de la vida.


Cariños Dragón!

Dal.-

mikkonoss dijo...

Yo creo haber escuchado algo como... "soyez vous-même, et rêve", fué a orillas del Sena.

jlg dijo...

Siempre se van.

jlg

Dragon de Azucar dijo...

Zeta: Gracias, si la historia te sirve como disparador para otra es que estoy haciendo bien las cosas.

Entredada: Y el que llega algún día se irá también, y el ciclo continuará...

Lulu: Gracias por tus palabras Lulu

Mechi: La tecnología que sirve para 'conectar a la gente', termina por aislarnos más y más sin que nos demos cuenta. Lo mejor es el contacto piel con piel.

Patto: Tal vez porque yo debería saberlas...

Checly: No sé que es un mundo bilalesco, pero igual lo tomo como un cumplido...

Anartista: Nunca, no sé si eso es bueno, malo, o simplemente es.

Dal: Se hacían los sordos, eso seguro porque ellos tenían las palabras y conocían el secrfeto y yo no.

Mikkonoss: Tal vez el problema era que no sé francés, ni en la vigilia ni en mis sueños...

Jlg: Siempre.

Saludos

mikkonoss dijo...

Yo entendí, o quise entender, algo así como... "sé tu mismo, y sueña..."

Laura dijo...

No hay nada mejor que mirar una porción impersonal de espacio (como decís, el cableado, un techo por ahí, un cartel) y poder reconocerlo en cualquier parte del mundo como Casa.
Saludos!

Dragon de Azucar dijo...

Mikkonoss: Ahora, si... Gracias por las palabras.

Laura: Es que el mundo es nuestras casa, las fronteras y divisiones arbitrarias son pura ficción.

Saludos

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Ícaros obsesivos; desfilar de rostros; nubes amarillentas...
Lindas imágenes.
Siempre alguien se va, y seguir en lo tuyo, a pesar de la indiferencia.

Saludos.

Dragon de Azucar dijo...

JLVasconcelos: Gracias por el comentario, ayuda mucho continuar haciendo lo mismo cuando todo a tu alrededor no deja de cambiar.

Saludos