Diario de un escritor que quería escribir pero nunca encontraba el tiempo...

Desde el 2008 molestando a todo el mundo pero principalmente a mí mismo.
...
Actualiza sábados o domingo, porque si esperara a tener algo para decir quedaría abandonado...

sábado, 26 de julio de 2008

Asqueado

Estaba cansado, no tenía ganas de continuar con algo que desde hace añares carece de sentido. Las pastillas habían ido perdiendo su efectividad a medida que su hígado, y el resto de su cuerpo, se acostumbraba a ellas, por lo que no podía evadirse de la situación, debía permanecer allí, despierto y conciente la mayor parte del tiempo.
Y era mucho tiempo. Diez años desde el último trasbordo, y ninguna señal de que la flota fuera a regresar. Pero, a falta de una confirmación final que le permitiera abandonar aquel sitio, debía permanecer allí, envejeciendo, perdiendo masa y elasticidad, enfundado en el incómodo traje. Flotando casi a la deriva junto al resto de la estructura, cuidando de la radio esperando el mensaje, sin mucho más que hacer, salvo contemplar las estrellas, asentar las rotaciones satelitales y esperar, esperar y continuar esperando.
No era para nada seguro de que fuera a suceder, pero se lo habían prometido. Antes de partir los últimos hombres le habían prometido regresar por él. Y, aunque tardaran milenios, él esperaría en aquél asteroide vagabundo a que la humanidad perdiera su miedo y se preguntara cuál había sido la suerte del primer hombre concebido, y nacido, en el espacio.

10 comentarios:

una chica cualquiera dijo...

buen relato... me ha provocado un poco de angustia... será por mi alergia a la soledad, no sé...
un beso!

una chica cualquiera dijo...

buen relato... me ha provocado un poco de angustia... será por mi alergia a la soledad, no sé...
saludos!

Enredada dijo...

la espera desespera, la espera puede ser eterna, me parece que ese hombre tiene que huir de alguna manera...
besos

JLVasconcelos dijo...

Dragón:
Verdaderamente angustiante. Sólo ver las estrellas y esperar, esperar...
Me gustó mucho.
Saludos.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

hola, vine a conocer tu blog y me encantó tu relato. Muy bueno.

Bsss. Nos vemos. pronto.

El Titán dijo...

Y encima, Eterno...
Che sigo felicitandote, esto es impecable, sorprendes todo el Tiempo...

Lina Masaki dijo...

Triste destino el suyo.

La otra parte de mí dijo...

como siempre he pasado para leerte y acá dejo mi saludo.me encantó el texto.

La Bestia dijo...

Buenisimo el blog, gracias por pasarte por Basta Ya.
Muy lindo el relato, me hizo un tremendo flash back a mi vida.
YO aporto caña, pero caña legui
Cuidate!

Dragon de Azucar dijo...

Una chica cualquiera: todos somos un poco alérgicos a la soledad, pero algunos lo disimulamos mejor.

Enredada: el hombre siempre huye de lo que desconoce

JLVasconcelos: Y esperar... y esperar...

Mónica, regresa cuando quieras, no cobramos entrada (todavía)

Titán: todavía no descifro si el ser eterno es algo bueno o no, tal vez con éste cuento me decida...

Lina: Todos tenemos un destino triste, pero quienes no lo saben la pasan mejor.

la otra parte de mi: gracias por el saludo, y por volver (!)

La bestia: gracias por pasar, nos estamos leyendo.

Saludos a todos.